BUSCAR:
 Pagina principal | Nuevo testamento | Directorio de música | Mp3 | Links cristianos | Reflexiones | Estudios Bíblicos | Asociados
 Fondos de escritorio | Software | Gifs cristianos | Pasos de vida | Chat cristiano | Consejeria | Sermones en Mp3 |  

Volver al índice de estudios bíblicos


Una breve introducción acerca de los cielos

Los cielos y la tierra fueron la primera creación de Dios. ¿A que cosa Dios llamo "cielos"? Génesis 16 Luego dijo Dios: Haya expansión en medio de las aguas, y separe las aguas de las aguas. 7 E hizo Dios la expansión, y separó las aguas que estaban debajo de la expansión, de las aguas que estaban sobre la expansión. Y fue así. 8 Y llamó Dios a la expansión Cielos. Con esto entendemos que los cielos son una expansión ubicada entre dos "aguas", una superior y otra inferior. En cada una de estas aguas hay vida: la vida celestial y la vida terrenal. La vida celestial es la vida espiritual y la vida terrenal es la vida carnal. Entre la vida celestial y la vida terrenal hay un espacio llamado "cielos". Este es el escenario donde tienen lugar las fuerzas espirituales tanto del bien como del mal.

Efesios 3:10 para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales Efesios 6:12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Colosenses 2:15 y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz. 1 Pedro 3:22
quien habiendo subido al cielo está a la diestra de Dios; y a él están sujetos ángeles, autoridades y potestades.
Así como hay seres humanos en la tierra así hay seres espirituales en el cielo Génesis 2:1 Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos.

Hay cielos y hay cielos de cielos Deuteronomio 10:14 He aquí, de Jehová tu Dios son los cielos, y los cielos de los cielos, la tierra, y todas las cosas que hay en ella.

Los cielos no son un lugar de gozo y paz como hemos estado creyendo, como vimos en los versículos anteriores, allí están instaladas las potestades del aire, en donde actualmente hay violencia Mateo 11:12 Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan. Mateo 13:47 Asimismo el reino de los cielos es semejante a una red, que echada en el mar, recoge de toda clase de peces;

A partir de ese tiempo, Jesús comenzó a anunciar el acercamiento de los cielos Mateo 4:17 Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.

La predica de Jesús sobre el reino de los cielos esta íntimamente relacionada con el Plan de salvación de Dios a la humanidad.

Los tiempos han llegado, el periodo de muerte ha terminado, algo nuevo comienza a presentarse. Jesús plantea a la humanidad un aviso de liberación de la muerte, un aviso de salvación y de perdón. De aquí en adelante Jesús comienza su ministerio y el cielo se abre a los que antes estaban separados de Dios. Mateo 4:16 El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz; Y a los asentados en región de sombra de muerte, Luz les resplandeció. Habia nacido el Salvador del mundo.

Dios ha mostrado su gran amor a la humanidad, Juan 316 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

El cielo se abrió y bajo el Espíritu de Dios.

Mateo 3:16 Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él.

Jesús comienza a predicar el reino de los cielos

Mateo 5:3 Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos..
Mateo 5:20 Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos.
Mateo 7:21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos
Mateo 10:7 Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado.

Predicando con parábolas

Jesús predicaba el reino de los cielos en base a parábolas para que no fuese entendido por sus enemigos
Mateo 13:11 Porque a vosotros os es dado saber los misterios del reino de los cielos; mas a ellos no les es dado.

Mateo 13:24 Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo;
Mateo 13:31 Otra parábola les refirió, diciendo: El reino de los cielos es semejante al grano de mostaza, que un hombre tomó y sembró en su campo;
Mateo 13:33 Otra parábola les dijo: El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer, y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo fue leudado
Mateo 13:44 Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo.
Mateo 13:45 También el reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas,
Mateo 13:52 El les dijo: Por eso todo escriba docto en el reino de los cielos es semejante a un padre de familia, que saca de su tesoro cosas nuevas y cosas viejas.
Mateo 20:1 Porque el reino de los cielos es semejante a un hombre, padre de familia, que salió por la mañana a contratar obreros para su viña
Mateo 22:2 El reino de los cielos es semejante a un rey que hizo fiesta de bodas a su hijo;

El tema del reino de los cielos habia tomado notoriedad entre los discípulos que no cesaban de preguntarle sobre el
Mateo 18:1 En aquel tiempo los discípulos vinieron a Jesús, diciendo: ¿Quién es el mayor en el reino de los cielos? Mateo 18:3 y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. Mateo 18:4 Así que, cualquiera que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos.
Mateo 18:23 Por lo cual el reino de los cielos es semejante a un rey que quiso hacer cuentas con sus siervos.
Mateo 19:12 Pues hay eunucos que nacieron así del vientre de su madre, y hay eunucos que son hechos eunucos por los hombres, y hay eunucos que a sí mismos se hicieron eunucos por causa del reino de los cielos. El que sea capaz de recibir esto, que lo reciba Mateo 19:14 Pero Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos. Mateo 19:23 Entonces Jesús dijo a sus discípulos: De cierto os digo, que difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos.
Mateo 25:1Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo.
Mateo 25:14 Porque el reino de los cielos es como un hombre que yéndose lejos, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes.

Los religiosos obstruyen la entrada al reino de los cielos
Los religiosos a menudo se aferran a la letra de las escrituras sin comprender el significado espiritual de la Palabra de Dios y ellos en su afán de enseñar y exigir el cumplimiento de las leyes divinas, generalmente obstruyen a otros la entrada al reino de los cielos Mateo 23:13 Mas !!ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando
Jesús con toda paciencia les enseñaba que en sus oraciones pidieran al Padre entrar al reino de los cielos Lucas 11:2
Y les dijo: Cuando oréis, decid: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.
Resumen.

1. El reino de los cielos es el asiento de la vida espiritual, no es en si un lugar sino un escenario invisible.
2. Para entrar al reino de los cielos es necesario el arrepentimiento.
3. Debemos aspirar y pedir a Dios que nos venga el reino de los cielos.
4. Las riquezas son un estorbo para entrar al reino de los cielos.
5. En el reino de los cielos no hay pasiones sexuales.
6. El reino de los cielos es semejante a la levadura del pan.
7. Para entrar al reino de los cielos es imprescindible hacer la voluntad de Dios
8. Tenemos que ir más allá de ser un escriba o un fariseo.
9. En el reino de los cielos hay toda clase de espíritus.
10. Debemos volvernos como niños para entrar en el reino de los cielos.


Mensaje de Victor Castro Chinchilla. Enero 2003



Volver al índice de estudios bíblicos

Principal | Biblia | Música | Mp3 | Links | reflexiones | Estudios | asociados | pasos| Gifs | Fondos | Chat | Consejeria | Sermones
Ponte en contacto con nosotros Copyright ©2002 - 2013 ungidos.com (Todos los derechos reservados) Política de privacidad