BUSCAR:
 Pagina principal | Nuevo testamento | Directorio de música | Mp3 | Links cristianos | Reflexiones | Estudios Bíblicos | Asociados
 Fondos de escritorio | Software | Gifs cristianos | Pasos de vida | Chat cristiano | Consejeria | Sermones en Mp3 |  

Volver al índice de estudios bíblicos


Por Juan C. Castro A.

Tema : La seguridad de la salvación.
Texto : Que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales, 11 conforme al propósito eterno que hizo en Cristo Jesús nuestro Señor, 12 en quien tenemos seguridad y acceso con confianza por medio de la fe en él; 13 por lo cual pido que no desmayéis... (Efesios 3:10-13a)
Propósito : El confirmar a los hermanos la seguridad de nuestra salvación. Si somos fieles no debemos temer perderla, pues está segura en Dios.
Introducción : En estos tiempos la seguridad es un lujo que pocos poseen. La falta de empleos, la competitividad laboral y educacional, la delincuencia, la crisis policial, y una gama interminable de situaciones han producido en la sociedad una inestabilidad social, económica, sicológica, educacional, etc. en suma, una sociedad que no goza de seguridad en ninguna de sus áreas. Ante esta situación, los creyentes no están inmunes. Muchos de nuestros hermanos están enfrentado severas crisis, las que afectan su vida social y religiosa. A diferencia de los no creyentes, tenemos una garantía sin comparación, la seguridad de nuestra salvación.
Proposición : En que basamos la seguridad de nuestra salvación. La basamos en tres verdades acerca de ella.


I. ESTABA PROMETIDA POR DIOS
A. 1. Israel al mirar su pasado no tenía nada de que gloriase como nación. Eran un pueblo esclavo.2. A raíz de ello, después del cautiverio comenzó a forjarse la esperanza de que Dios los redimiría, nace la esperanza mesiánica.3. A través de sus profetas, Dios anuncia su salvación:8 Así dijo Jehová: En tiempo aceptable te oí, y en el día de salvación te ayudé; y te guardaré, y te daré por pacto al pueblo, para que restaures la tierra, para que heredes asoladas heredades; 9 para que digas a los presos: Salid; y a los que están en tinieblas: Mostraos. En los caminos serán apacentados, y en todas las alturas tendrán sus pastos. 10 No tendrán hambre ni sed, ni el calor ni el sol los afligirá; porque el que tiene de ellos misericordia los guiará, y los conducirá a manantiales de aguas. 11 Y convertiré en camino todos mis montes, y mis calzadas serán levantadas. 12 He aquí éstos vendrán de lejos; y he aquí éstos del norte y del occidente, y éstos de la tierra de Sinim. (Isaías 49:
8)Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada. (Malaquías 4:2)
B. Ilustración: La historia de Mefi-BosetDavid, durante su juventud, hizo una promesa a su amigo Jonatán, hijo del rey Saúl. Su nombre no se extinguiría de entre el pueblo. Pasaron algunos años, y el joven David se convirtió en rey, el más grande de la historia hebrea. Pero toda la grandeza que alcanzó no fue suficiente para apagar la promesa de su juventud. Buscó a último descendiente de la familia de Jonatán, un hombre lisiado. Lo trajo a su palacio, lo sentó a su meza y le restituyó todas las posesiones de su familia. Había hecho una promesa, la mantuvo a través del tiempo y llegado el momento la cumplió sin vacilar y en toda su plenitud. Así Mefi-Boset, sin tener méritos más que una antigua promesa, llegó a ocupar un sitial de honor en la meza de su rey. (2 samuel 9:1-13)
C. La salvación es una promesa de Dios contenida en su Palabra y su Palabra es verdad. Dios dijo e hizo. El prometió salvación para el hombre y cumplió.
D. Nos toca a nosotros ser participes de las promesas de Dios. Debemos procurar la comunión con él para gozar de la seguridad de su salvación, anunciada por los profetas y consumada conforme a su voluntad.

II. FUE REALIZADA POR JESUCRISTO
A. 1. La seguridad de la salvación depende de quién la lleve a cabo."Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios." (Hebreos 10:12)"2 Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante." (Efesios 5:2)
B. Ilustración: El abuelo y su nietoMientras paseaban, un anciano le preguntó a su pequeño nieto: ¿Cuánto nos falta para llegar a casa? No sé, respondió el niño. ¿Dónde estamos? No sé, fue nuevamente la respuesta del pequeño. ¿Sabes como llegar a casa? No, respondió el muchacho. El anciano mirando al niño le dijo: Creo que tienes un problema, estas perdido. El niño mirando a su abuelo le dijo: No, no puedo estar perdido. El anciano le preguntó: ¿Por qué estas tan seguro que no estas perdido? El niño respondió: porque tú estas conmigo.
C. La obra de Cristo en la cruz del calvario es perfecta. Mientras el creyente permanezca en ella tiene plena seguridad de ser salvo.
D. Debemos aferrarnos a la persona de Jesús, pues lejos de él estamos incompletos e inseguros. Él dijo: "Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. 5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer." (Juan 15:4,5) "Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo." (Mateo 28:20)


III. HA SIDO SELLADA POR EL ESPÍRITU SANTO
A. 1. El "sello" era un distintivo que denotaba: autoridad, autenticidad y propiedad.2. Metafóricamente el sello representa lo que está debidamente asegurado:11 En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad, 12 a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo. 13 En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, 14 que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria. (Efesios 1:11-13)Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención. (Efesios 4:30)
B. Ilustración: El niño y su cometaCierto día un hombre, mientras paseaba por un parque, notó que un niño sostenía un hilo en sus manos y que miraba al cielo. El hombre siguiendo la mirada del niño trató de ver que observaba. Al no ver nada, debido a que grandes nubes cubrían el cielo quedó intrigado. Acercándose al niño, le preguntó: ¿Qué haces? Elevo mí cometa, respondió el niño. ¿Pero, cómo sabes que tu cometa está allá arriba sino puedes ver nada? Es verdad, no puedo verla, pero puedo sentirla en mi mano.
C. El apóstol Pablo, en su carta a los romanos escribió:"El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios." (8:16)No debemos esperar ver nada para sentir la seguridad de nuestra salvación. El Espíritu Santo de Dios, con el cual ha sido sellada nuestra salvación nos da la seguridad de que somos hijos de Dios.
D. El apóstol Pablo, en su carta a los Efesios nos invita a no contristar al Espíritu Santo a fin de no perder el gozo de nuestra salvación, sino que podamos gozarnos a través de él, aún en nuestras tribulaciones.

Conclusión : la seguridad de nuestra salvación se basa en Dios. No debemos temer a las angustias temporales de esta vida, sino más bien debemos tener temor de Dios. Buscar su comunión, hacer propias sus promesas, apropiarnos de la seguridad de nuestra salvación.



Volver al índice de estudios bíblicos

Principal | Biblia | Música | Mp3 | Links | reflexiones | Estudios | asociados | pasos| Gifs | Fondos | Chat | Consejeria | Sermones
Ponte en contacto con nosotros Copyright ©2002 - 2013 ungidos.com (Todos los derechos reservados) Política de privacidad