BUSCAR:
 Pagina principal | Nuevo testamento | Directorio de música | Mp3 | Links cristianos | Reflexiones | Estudios Bíblicos | Asociados
 Fondos de escritorio | Software | Gifs cristianos | Pasos de vida | Chat cristiano | Consejeria | Sermones en Mp3 |  

Volver al índice de estudios bíblicos


Por Juan C. Castro A.

Tema : La condición pecaminosa del hombre.
Texto : "No escuchó la voz, ni recibió la corrección; no confió en Jehová, no se acercó a su Dios."Sofonías 3:2
Propósito : Dar a conocer como los hombres se condenan a sí mismos, producto de su corrupción y ceguera espiritual.
Introducción : Los contemporáneos del profeta son amonestados por su actitud y conducta. La influencia Asiria se estaba dejando ver en sus cultos idolátricos. No les ha bastado el ejemplo de Samaria, por lo cual, el juicio inminente de Dios es anunciado. Los profetas son rechazados. Los hombres se muestran altaneros y desobedientes a Dios y su ley.
Proposición : Gran parte de la humanidad está bajo la ira de Dios. ¿Será Dios culpable de la condenación de ellos? ¿Qué razones le han llevado al hombre a esta condición? Sofonías nos ayuda encontrar la respuesta a estas interrogantes.
O.T. : El profeta nos da a conocer cuatro razones que hacen entonar réquiem para un pecador.


I. HA RECHAZADO LA VOZ DE DIOS
A. 1. La ciudad de Jerusalén ha perdido su inocencia y santidad, transformándose en una ciudad opresora. Por tanto, es declarada una ciudad "contaminada" (3:1).2. La razón de su contaminación es esencialmente, la idolatría (1:6). Sus cultos estaban dirigidos a: (1) Baal (1:4), Moloc (1:5b) y demás deidades cananeas. (2). Los astros y la naturaleza (1:5ª).3. La voz de Dios, a pesar de ser conocida por el pueblo, no era "oída". Son hombres que no conocen la vergüenza (3:5). El profeta denuncia a cuatro grupos de ser los principales inculpados (3:3,4):(1) Sus príncipes. Se les compara a leones rugientes que buscan a quien devorar.(2) Sus jueces. Son lobos nocturnos que no dejan despojo.(3) Los profetas. Son hombres de poca importancia e injustos en su labor.(4) Los sacerdotes. Son siervos inmundos y mentirosos que pervierten la ley de Dios.4. Todos los hombres han descendido a la más profunda decadencia espiritual, religiosa, moral y social.
B. Ilustración: La Actitud Y Conducta Del Hijo Prodigo.La actitud y conducta del hijo prodigo, ilustra perfectamente el carácter de los hombres de todas las épocas. Poseen un carácter: (1) emancipador. Busca apartarse de Dios en pos de sus propios deseos. (2) Licencioso. Solo vive para satisfacer sus apetitos. (3) decadente. Sus principios morales van cada día más en retirada.El hombre hace oídos sordos a la voz de Dios, el Padre. Su actitud y conducta, le han alejado de Él, al punto de estar sumido en una existencia pecaminosa, de la cual se la hace cada día más difícil el poder escapar.Cada vez que el hombre desprecia la Palabra de Dios, se enfrenta a su propio pecado en su más cruda realidad. Se torna en una víctima indefensa y a la vez, se vuelve en el peor enemigo de Dios y los hombres.
C. De no cambiar el hombre su actitud hacia la voz de Dios, no queda más alternativa que esperar a que los ángeles entonen réquiem para un pecador.
D. Es necesario que cada uno de nosotros atienda a la voz de Dios, contenida en su Palabra. Es ella quien nos guía en nuestra adoración a Él y nos preserva de la desviación religiosa.

II. JAMÁS SE HA ACERCADO A DIOS
A. 1. Es indudable que al no oír la voz de Dios, el hombre no se puede acercar a Él. Dios busca al pecador, pero éste le rehuye.2. Los portavoces han declarado el mensaje de Dios. El profeta ha dado a conocer el juicio de Dios a las naciones, en especial para su pueblo (2:2). Pero también, a manifestado la misericordia de Dios para quienes le buscan (2:3).3. Los moradores de Sión no han buscado acercarse a Dios, al contrario, han buscado alejarse en pos de los ídolos. Al igual, que su hermana, Samaria; Jerusalén será llevada lejos de la comunión con Dios.4. Sin embargo, Dios no les olvidará. El cautiverio será la escuela que disciplinara a su pueblo. Egresados de ella, retornarían a su hogar.
B. Ilustración: Llevando Al Pecador A La Presencia De DiosUn hombre que regresaba de un largo viaje, comentaba a sus amigos: "las maravillas que he visto, son inefables. Las altas montañas: teñidas de verde y coronadas de blanco; sus valles cuales sabanas doradas por el sol, se extienden a él ofreciendo sus frutos. Sus ríos como serpientes plateadas recorren la tierra de un extremo a otra". Su relato fascinaba a todos cuanto le oían. Excepto a un hombre, el cual levantándose le dijo: "Usted, mi amigo, es un mentiroso, no existe tierra tan hermosa como la que describe". El viajero, mirando al hombre, y en tono sereno, respondió: ¿A estado Usted junto a aquellas montañas?" No, respondió el hombre. Entonces como puede decir que "no existe" dicha tierra, replicó el viajero. En mi próximo viaje le llevaré para que conozca la grandeza y hermosura de aquella generosa tierra.
C. Así ocurre con los hombres que se encuentran lejos de Dios: no comprenden su grandeza y hermosura. Están ciegos a todo lo que se les pueda contar. Jamás podrán contemplar su magnificencia y gozar de su generosidad, si no son llevados a su presencia.
D. Así como el profeta buscaba el arrepentimiento de los hombres, para ser conducidos a la presencia de Dios y gozar de la comunión con Él. Así, cada uno de nosotros debe buscar al pecador para traerla a las plantas de Cristo.


III. NO HA ACEPTADO LA DISCIPLINA DIVINA
A. 1. El escritor de Hebreos, escribe: "no menosprecies la disciplina del Señor, Ni desmayes cuando eres reprendido por él; Porque el Señor al que ama, disciplina" (12:5b,6ª).2. La disciplina divina es muestra del amor de Dios. No busca destruir al hombre sino restaurarle a una comunión genuina con Él.3. Lamentablemente, el hombre rechaza la disciplina de Dios. El autor de Hebreos, declara: "Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados." (12:11).
B. Ilustración: Disciplina DivinaUn niño que jugaba con su barquito en la orilla de una laguna, al no saber como manejarlo, perdió el control de él. El barquito comenzó a alejarse cada vez más. El niño, inútilmente, trataba de recuperarlo. Un hombre que observaba la escena, comenzó a tirarle piedras al barquito. El niño al verlo lanzarlas, se asustó: temía que le dañara su juguete. Al ver que las piedras pasaban por sobre el barquito y que al caer al agua formaban grandes ondas que empujaban el navío hacia la orilla. En pocos minutos, el barquito estuvo nuevamente en manos del niño.
C. Tal es el caso del hombre que se ha alejado de Dios. Es como un niño. Maneja su vida como un barquito del cual ha perdido el control y no sabe como recuperarlo. Ante el cual Dios se presenta como tirando piedras a ella, haciendo que al igual que el barquito, nos acerquemos a la "orilla" de su presencia.
D. Debemos evitar alejarnos de Dios, pues lejos de Él nos encontraremos sin control. De ocurrir así, Dios ejercerá sobre nosotros su disciplina. Si esto llega a suceder, aceptemos la disciplina divina como una bendición a nuestras vidas, ya que ella busca restaurar al pecador y no destruirle.

IV. SU CONFIANZA NO ESTÁ DEPÓSITADA EN DIOS
A. 1. Los contemporáneos del profeta, confiaban en sus propias fuerzas para su bienestar. Pensaban que Dios jamás los alcanzaría. Olvidaban las palabras del profeta Abdías: "... pequeño te he hecho... estás abatido en gran manera. La soberbia de tu corazón te ha engañado..." (2,3ª).2. La grandeza de un hombre no reside en los bienes que posee (Lucas 12:15). Quien deposita su confianza en las posesiones materiales, está más cerca de perderlo todo, incluso su alma.3. El sabio Bildad, refiriéndose a todos los que olvidan a Dios, declara: " su confianza es como tela de araña." (Job 8:14b). ¡Qué insensatez del alma es el no confiar en Dios!
B. Ilustración: El rico Insensato (adaptado)Cierto hombre, que tenía un negocio muy prospero, se decía a sí mismo: "¿Debo buscar donde depositar mis ganancias para que estén seguras? Mañana llevaré todos mis ahorros al Banco. Con los intereses que ello me dará, viviré sin dificultades el resto de mis días. Descansaré, comeré, beberé y me alegraré en los frutos de mi trabajo."Sin embargo, en el afán por sus ganancias, pasó por alto un pequeño gran detalle: se había olvidado de Dios. La noche previa a su depósito en el banco, Dios le dijo: Insensato, esta noche deberás comparecer ante mi presencia, y lo que tienes ¿De quién será?
C. Los hombres que confían en sí mismos y se afanan por alcanzar el éxito en sus negocios, tarde o temprano, sufrirán las consecuencias de su insensatez.
D. Como creyentes, debemos confiar únicamente en nuestro Señor y Salvador. Él nos aliviara en nuestras angustias. Nos prosperará, así como prospera nuestra alma. Confiemos en él, no desmayemos. A su tiempo recibiremos lo prometido por Dios.


Conclusión : los ángeles aguardan para entonar su réquiem ante los pecadores impenitentes. Por ello, es necesario que cada hombre preste atención a la voz de Dios a fin de que ella guíe sus pasos. Debe acercarse a Él para gozar de su comunión, y por medio de ella contemplar la grandeza de su Creador. Para ello es necesario que reciba la disciplina divina como una muestra del amor de Dios, el cual busca bendecir su vida y corregir sus errores. Una vez descubierta la magnificencia de Dios y corregido sus errores, podrá depositar su confianza en Él y mirar hacia un futuro glorioso en la edad de oro del Mesías prometido.



Volver al índice de estudios bíblicos

Principal | Biblia | Música | Mp3 | Links | reflexiones | Estudios | asociados | pasos| Gifs | Fondos | Chat | Consejeria | Sermones
Ponte en contacto con nosotros Copyright ©2002 - 2013 ungidos.com (Todos los derechos reservados) Política de privacidad