(Lo que Dios desea del creyente)


Por Juan C. Castro A.

Tema : La edificación del cuerpo de Cristo a través de la perfección del creyente
Texto : Efesios 4:11-16
Propósito : Dar a conocer lo que Dios desea de cada creyente en el transcurso de su vida espiritual y práctica.
Introducción : En el libro de salmos 27:4, leemos:"Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré; que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo."David demandaba de Dios algo que deseaba. Quería habitar cada día en la casa de Dios para adorarlo y contemplar su hermosura. Esto es necesario hacer, pero no debemos descuidar lo que Dios desea de nosotros.Cada día deseamos algo de Dios, pero Dios cada día desea algo de nosotros también. Por ello es necesario que el creyente conozca lo que Dios desea de él durante toda su vida. Cuál debe ser la meta del creyente. Dios tan sólo quiere que le adoremos y contemplemos, o quiere también que nosotros, día a día, crezcamos integralmente en nuestra vida como hijos suyos.
Proposición : Entonces es muy acertado preguntarnos día a día, ¿Qué es lo que Dios desea de mí?
O.T. : Dios desea de nosotros tres cosas.

I. QUE LLEGUEMOS A LA UNIDAD DE LA FE Y DEL CONOCIMIENTO DEL HIJO DE DIOS.
A. 1. Los dones de Cristo. Él (Cristo) dio a ciertos hombres dones. ¿Qué son los dones? Son habilidades dadas por Dios para realizar cierta actividad. El apóstol Pablo menciona algunas:(a) Apóstoles: para asumir y ejercer un liderazgo sobre un determinado número de iglesias locales con extraordinaria autoridad en asuntos espirituales y que es aceptado por ellas.(b) Profetas : para recibir y comunicar un mensaje inmediato de Dios a su pueblo por medio de un pronunciamiento ungido.(c) Evangelistas : para compartir el evangelio con los no creyentes, en una manera tal que lleguen a ser discípulos y miembros responsables de la iglesia local.(d) Pastores : para asumir una responsabilidad personal de largo alcance para el bienestar espiritual de un grupo de creyentes.(e) Maestro : para comunicar verdades relacionadas con la salud y ministerio del cuerpo y de sus miembros con el fin de que ellos aprendan y practiquen dichas verdades.(f) Otros dones: sabiduría, ciencia, exhortación
(predicación), discernimiento de espíritus, repartir, ayuda, misericordia, misionero, hospitalidad, fe, liderazgo, administración, milagros, sanidad, lenguas, interpretación de lenguas, intercesión, servicio, etc.2. Estas habilidades no son de uso particular, es decir, en beneficio propio. Fueron dados para dos cosas: a) perfeccionar a los santos y b) edificar a la Iglesia.3. Esto tiene un objetivo final: preparar a los santos para el ministerio. Cuál es este ministerio. El cumplimiento de la gran comisión, es decir, evangelizar a los no creyentes.
B. Ilustración: El Ejemplo Del Apóstol Pablo.
C. Todos, no sólo algunos, tenemos una labor que desarrollar. Cada uno de nosotros debe buscar la unidad de la fe, la cual nos llevará al conocimiento más profundo del Hijo de Dios, Jesucristo.
D. Para ello cada creyente debe buscar el don que Dios le ha dado y ministrarlo conforme a la medida que Dios le ha dado. Trabajando todos juntos lograremos realizar lo que Dios desea de nosotros.

II. QUE SEAMOS CREYENTES MADUROS, UN VARÓN PERFECTO.
A. 1. ¿Qué significa ser creyente maduro?(a) Dejar de ser niño en las cosas de la fe.(b) No ser cambiantes en nuestra manera de pensar.(c) Estar preparado para no dejarnos engañar por los falsos maestros.(d) Andar en pos de la verdad, que es Cristo.(e) Crecer en todo lo que Cristo nos demanda.(f) Crecer en amor.(g) Andar como es digno de nuestro llamado.(h) Poseer humildad, mansedumbre, tolerancia, amor.(i) Buscar la unidad y la paz.Existe un gran número de características que describen al creyente maduro, estas son sólo algunas de ellas. Cada uno de nosotros debe descubrir cuales posee y cuales le faltan por desarrollar.
B. Ilustración: El Chofer SatisfechoConstantemente deberíamos preguntarnos, ¿estará Dios satisfecho con mi servicio?
C. Una de las cosas que más detiene el avance de la obra de Dios, es la falta de madurez en el creyente. (Ilustración: Una Bicicleta Para Dos).El escritor de hebreos nos dice:"Debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuales son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido." (5:12).Los niños detienen a los hombres. La iglesia necesita que todos nos esforcemos en llevar a cabo la tarea que le corresponde. Que los unos no sean el obstáculo de los otros.
D. Debemos procurar crecer acorde con nuestra permanencia en el evangelio. Crecer en conocimiento doctrinal, en la vida cristiana, en el cumplimiento de nuestras responsabilidades, en la evangelización, en la construcción de la unidad y la edificación del cuerpo de Cristo. Debemos crecer en todo, hasta llegar a ser "Un varón perfecto".

III. QUE ALCANCEMOS LA PLENITUD DE CRISTO
A. 1. Primeramente veamos que debemos entender por "Plenitud". Conlleva la idea de poseer la totalidad de algo, en forma integra, en abundancia o exceso.2. Según esto podemos decir que "el creyente debe buscar todo lo que la persona de Cristo es o posee, a excepción de su naturaleza divina." 3. Por ejemplo: si en Cristo existe la plena obediencia a la voluntad del Padre, en el creyente debe existir esa misma obediencia. Si la prioridad de Cristo es la de dar a conocer al Padre, nuestra prioridad debe ser la misma.4. El apóstol Pablo escribiendo a la iglesia de Filipos, respecto del ejemplo de Cristo, nos dice:"El cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz." (2:6-8).
B. Ilustración: El Nuevo Rostro Del Joven Soldado.
C. Esta plenitud, necesaria para el creyente tanto en su servicio a Dios como en su vida práctica, no puede ser alcanzada si no se busca desarrollarla a través de la unidad de la fe, el conocimiento del Hijo de Dios y la madurez cristiana.
D. Debemos esforzarnos por ser cada día más completos de la plenitud de Cristo. Así podremos ser creyentes fructíferos, preparados para toda buena obra. Que no tenemos nada de que avergonzarnos. Sino que usamos bien la gracia que hemos recibido.


Conclusión : Dios desea que todos, sin excepción ninguna, sin importar edad, sexo, condición o actividad dentro de la iglesia, "lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la plenitud de Cristo, para que ya no seamos niños...sino que crezcamos en todo...para ir edificándonos en amor."Que este mismo deseo que Dios tiene con respecto a nosotros, sea el deseo que en verdad exista en nuestro corazón. Y sí ya existe, avoquemenos a la tarea de conseguir llegar a la estatura Cristo.Tres Tipos De Cristianos: los que quieren ser como Cristo, los que se parecen a Cristo y los que son como Cristo.


Volver al índice de estudios bíblicos