PRIMER FORO ::: Vida Cristiana > Estudios Biblicos / Temas Bíblicos

Maldiciones generacionales

<< < (11/13) > >>

Dulce presencia:
Seria bueno que enumeraramos una puerta habierta al ocultismo por ejemplo:

La quiromancia, la astrologia, la brujeria, el leer las cartas, la guija,y una inumerable lista de puertas al ocultismo por las cuales la maldicion ha caido sobre generaciones que han practicado tales cosas.

R.T.:
A ver....Que se entiende por quiromancia?

El R.T.

DEBORA:
Encontre este artículo sobre este tema, me parecio muy interesante y deseo compartirlo

"La Palabra de Dios enseña acerca de los pecados generacionales que pueden afectar nuestras vidas hoy e impedir que vivamos en integridad y santidad para con Dios. Deuteronomio 5:9-10 dice lo siguiente:

No te inclinarás a ellas ni las servirás(esculturas ni imágenes); porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte,celoso, que VISITO la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, y que hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.?

Cuando hablamos de pecados generacionales, estamos hablando del pecado cometido, en vida, por nuestros antecesores (padres, abuelos, bisabuelos, etc.) Este pasaje nos muestra claramente que los pecados de los padres, incluido sus debilidades y tendencias hacia esos pecados, se transmiten a las generaciones siguientes, es decir, hacia sus hijos. En hebreo la palabra ?visitar? es ?pagad? que significa ?visitar, designar?.

Muchos creyentes hoy creen que este tipo de cosas sólo sucedían en el Antiguo Testamento y dicen: - ¿No dice el Nuevo Testamento que somos nuevas criaturas en Cristo cuando llegamos a conocer a Jesús de manera personal? ? La respuesta es: - Sí, somos nuevas criaturas en El, pero traemos una gran cantidad de basura que debemos aprender a expulsar.-

La iniquidad de los antepasados trae maldición sobre la línea familiar. La palabra ?iniquidad? no significa hechos pecaminosos solamente sino ?perversidad? y viene de la raíz hebrea que quiere decir ?estar doblado o torcido?. La palabra sugiere una actitud básica de rebelión, además de las consecuencias que produce esa iniquidad.

David dice en el Salmo 51:5 ?he aquí, en maldad he sido formado, y en pecado me concibió mi madre?. Quizás muchos de nosotros nos hemos preguntado: - ¿Como pudo ser que un hombre de Dios como David, pudo caer en el terrible pecado de adulterio con Betsabe? ? Conociendo los efectos y la debilidad producida por las iniquidades, encontramos que en el pasado familiar de David, éste era descendiente directo de Rahab la prostituta (Leer Mateo 1:5,6). La mayoría de los intérpretes bíblicos coinciden que se trata de la ramera de Jericó mencionada en Josué 2:1 (también en Hebreos 11:31). Tal vez esto dejó en la línea generacional familiar una debilidad, que no sólo afectó a David, sino también, como resultado de su pecado sexual, a su hijo Salomón, que tuvo graves problemas en sus relaciones con muchísimas mujeres. Salomón y sus esposas adoraron falsos dioses, lo que sin duda contribuyó a su caída como rey. Luego leemos que Amnón, hijo de David, se enamoró de su propia hermana Tamar y cometió incesto con ella (Lea 2 Samuel 13:1 y siguientes).

El pecado y la iniquidad generacional eran ?enfermedades? incurables en el Antiguo Testamento. ¡Gloria sea al Señor que Jesucristo vino a cargar con todas nuestras iniquidades! Leemos en Isaías 53:6 ?Mas Jehová cargó en El el pecado de todos nosotros?. Aunque Jesús cargo nuestras iniquidades, tenemos que apropiarnos prácticamente del poder de la cruz de manera especifica para recibir libertad (Hechos 19:18, 19; Efesios 4:28).

Muchas personas se confunden debido a que no saben que existe una diferencia entre el pecado y la iniquidad. La Biblia habla de ellas en muchas ocasiones como dos cosas diferentes. El Salmo 32:5 dice: ?Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad?. El pecado es básicamente la causa, y la iniquidad es el efecto. Por ejemplo: Un padre puede cometer un pecado (ocultismo, pecado sexual, etc) lo que genera una maldición. Esta causa una iniquidad generacional o debilidad que pasa a la línea familiar. Esto es como aquella mujer embarazada que se somete a los rayos ?x? y el feto se deforma. El feto no pidió los rayos ?x?, él ha sido victima de ello y pagará las consecuencias por la negligencia de la madre. Así como esto sucede en lo natural, asimismo el pecado espiritual produce deformación espiritual en las generaciones siguientes.

A continuación mencionaremos algunas causas principales con las que la gente puede quedar ligada a los pecados generacionales (de los familiares antepasados). Identificaremos algunas áreas que, por causa del pecado generacional, pudieran haber producido iniquidades en su vida. Siempre el primer paso hacia la liberación implica la identificación, así que prestemos mucha atención a lo que sigue:

1. PARTICIPACIÓN EN LO OCULTO Y LA BRUJERÍA
Deuteronomio 18:9-14
?Cuando entres a la tierra que Jehová tu Dios te da,no aprenderás a hacer según las abominaciones
de aquellas naciones. No sea hallado en ti quien
haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni
quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti. Perfecto (es decir ?íntegro?)
serás delante de Jehová tu Dios. Porque estas naciones que vas a heredar, a agoreros y a adivinos oyen; mas a ti no te ha permitido esto Jehová tu Dios.?

Quienes practican tales cosas pueden quizás declarar que no son satanistas, pero cualquier practica simple o ?común? del ocultismo (leer el horóscopo, la tabla ouija, astrología, tarot, sanadores psíquicos, talismanes, objetos para la suerte y buena fortuna, religiones orientales, Nueva Era, etc) deja las puertas abiertas al diablo.

2. SOCIEDADES SECRETAS
La participación en sociedades tales como la Francmasonería, Estrella de Oriente, Shriners, etc, le permiten al diablo primero acceder en las vidas de los que lo practican para enviar posteriormente maldiciones a través de las generaciones siguientes. Mucha gente es engañada y se involucra inocentemente con estas sociedades pues ellas acostumbran a hacer obras de caridad, etc, ocultando su verdadera realidad espiritual.

3. ROBAR Y DEFRAUDAR A DIOS
Malaquias 3:8, 9 dice:
?¿Robara el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En que te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas. Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado.?

Aquellas personas que provienen de familias que no han aprendido el hábito santo y voluntario de diezmar regularmente, aunque ellos lo hagan hoy, no experimentan un gran avance en su economía. Esto es, algunas veces, el resultado de una maldición generacional debido a que sus padres no le devolvieron los diezmos que le correspondían al Señor.

4. ESCLAVITUDES
Gálatas 4:9 dice:
?Mas ahora, conociendo a Dios, o más bien, siendo conocidos por Dios, ¿Cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os queréis volver a esclavizar??

Las esclavitudes se pueden transmitir generacionalmente y convertirse en iniquidades. No todos los impulsos, adicciones o hábitos pecaminosos se inician necesariamente con nuestros antepasados, pero a menudo no le damos importancia a este aspecto. Por cierto debemos aprender a tratar nuestros propios problemas de pecado, pero también es importante considerar el pecado de los padres y su influencia negativa hacia nosotros, para poder vivir en integridad y santidad. Un hábito pecaminoso desarrolla generalmente una esclavitud. Esto significa que existe un elemento sobrenatural en nuestro problema. El enemigo tiene un lugar donde agarrarse en nuestra personalidad. Es por eso que Pablo recomienda claramente en Efesios 4:27 a no dar lugar al diablo a través de los pecados mencionados en el contexto de Efesios 4.

Por cierto hoy existen muchos creyentes que no están de acuerdo con el tema de los pecados generacionales, argumentando que no tiene aplicación en el Nuevo Testamento. Esto, por cierto es entendible, pero si nos remitimos a leer en Hechos 8, encontraremos una historia de un hombre llamado Simón. Este, por mucho tiempo, había engañado a mucha gente de Samaria con su hechicería (8:11). El pasaje relata que Simón creyó en el Señor y se bautizó. La palabra que se utiliza allí para indicar que era un creyente es la palabra griega ?pisteus? (creyente), que significa confiar en Cristo. Este es el mismo significado que se encuentra en la palabra ?creyeres? en Romanos 10:9 ?Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.? Pedro declara cuál era la raíz del problema de Simón en Hechos 8:23, aunque este era creyente en Cristo. Le dijo: ?Porque en hiel de amargura y en prisión de maldad veo que estás?. Este antiguo hechicero se volvió cristiano pero todavía estaba esclavizado por la iniquidad.

COMO CORTAR CON LOS PECADOS E INIQUIDADES GENERACIONALES Y SER TOTALMENTE LIBRES EN CRISTO
(Lea cada paso detenidamente y ¡actúe en el Nombre de Jesucristo!)

1. Identifique específicamente el pecado de sus antepasados (Levítico 26:40; 1 Juan 1:9) No se apure sino pídale al Espíritu Santo que le muestre con claridad cada uno de ellos.

2. Arrepiéntase del pecado (Nehemias 1:6; 9:2; Daniel 9:8, 20)
Si no sabe como hacerlo, puede repetir esta oración: ?Dios mío, te pido perdón por el pecado de mis antepasados, que son: (lujuria, brujería, o cualquiera que usted haya identificado previamente) y ahora me arrepiento por este pecado hasta la tercera o cuarta generación. Renuncio a este pecado y lo corto para mi mismo, para mis hijos para los hijos de mis hijos. En el
Nombre de Jesucristo corto de raíz este pecado de mi línea familiar y rompo el poder de la iniquidad. Amen?
(Aclaración: Esto no es orar por los muertos (Dios prohibe eso), sino orar por el efecto de la pecaminosidad de ellos que se ha transmitido generacionalmente)

3. Rompa el poder de cualquier maldición que pueda tener como consecuencia del pecado. Si no sabe como hacerlo, podría orar asi: ?Dios mío de acuerdo a tu Palabra, la lujuria (o el pecado que sea) trae una maldición. Te agradezco por perdonarme, pero ahora rompo la maldición en el Nombre de Jesús. Gracias por liberarme a mí y a mis generaciones siguientes en el Nombre de Jesús. Cubro con tu Sangre preciosa a mis generaciones siguientes. Amén.?

4. Haga morir en su vida (y en la de sus hijos) cualquier fruto de estos pecados
generacionales.

5. Pida al Señor sanidad para todos los efectos negativos de las iniquidades generacionales que estuvieron operando en su vida.

6. Identifique las esclavitudes y hábitos que han salido como consecuencia de esos pecados generacionales.

7. Tome autoridad espiritual sobre esas esclavitudes, hábitos y adicciones. Confiéselos al Señor y pídale que El obre en su naturaleza carnal para que fluya el fruto del Espíritu Santo y pueda vivir en integridad y santidad.

Fuentes Externas

Dulce presencia:
Quiromancia es la practica de la lectura de la mano para desifrar tu futuro.
Muy buen tema este, pues muchas veces no sabemos con exactitud, las maldiciones que acarrean muchas familias que vienen de generaciones, por practicas ocultismo.

cosme:
Los hijos pueden aprender lo que ven a los padres, pero el hijo no morirá por los pecados del padre, ni el padre por los pecados de hijos
El hombre que pecare este morirá
Pero el justo por su fe vivirá
Y como justo no hay ni aun uno
El que recibe a Cristo es justificado en su justicia
Porque somos justicia de Dios  en cristo Jesús
¿Así que donde quedan las maldiciones? Para supersticiosos y pecadores que no asestan lo que Cristo hizo por ellos

Navegación

[0] Índice de Mensajes

[#] Página Siguiente

[*] Página Anterior

Ir a la versión completa