PRIMER FORO ::: Vida Cristiana > Peticiones de Oración

La Oración y ayuno de entrega a Dios

<< < (4/196) > >>

Dulce presencia:
Cuando llega la Uncion

Cuando llega la uncion
se me olvidan los problemas,
cuando llega la uncion
siento paz en la tormenta,
cuando llega la uncion
resibo nuevas fuerzas,
cuando llega la uncion
la estoy sintiendo ahora.

Cuando llega la uncion
yo levanto mis manos,
cuando llega la uncion
se rompen las cadenas,
cuando llega la uncion
selebro la victoria,
cuando llega la uncion como ahora.

Cuando llega la uncion
se sanan los enfermos,
resibo fortaleza
como ahora.

Cuando llega la uncion
celebro la victoria,
cuando llega la uncion
llega su presencia,
y ante su presencia se va la tristeza,
y si no hay tristeza y gozo del señor
el gozo del señor es mi fotaleza
y con foraleza nada me detendra,
comienzo a cantar que hay uncion
en su presencia.

Solo conseguiras la Uncion orando y clamando su nombre en una entrega total y verdadera.









Dulce presencia:
LA GUERRA ESPIRITUAL
Evangelista Carlos Devetac

DESENMASCARAR AL DIABLO

Una de las mayores virtudes de la oración es aprender a conocer mejor a Dios al pasar tiempo en su presencia; de esa forma se desarrolla el discernimiento del cristiano para conocer la voz del Espíritu Santo, y hacer la correcta diferencia entre esta, y las diferentes voces que se quieren hacer oír; ya que existe la posibilidad de escuchar la voz de nuestra conciencia y confundirla con la voz de Dios; también puede ser que la voz del enemigo se quiera hacer oír; por lo tanto debemos clamar a Dios por el don de discernimiento, para reconocer su voz.



10 Unos reciben poder para hacer milagros, y otros tienen el don de profecía. A unos, Dios les da la capacidad de distinguir entre los espíritus falsos y el Espíritu verdadero, y a otros la capacidad de hablar en lenguas; y todavía a otros les da la capacidad de interpretar lo que se ha dicho en esas lenguas.

(1Co.12:10)


Pero la oración no solo es el medio para conocer a Dios, sino también para reconocer al enemigo a través del discernimiento espiritual, y esto nos capacita a sacarle la careta a Satanás y sus ángeles perversos, algo que el creyente debe ejercitar, ya que ellos son nuestros adversarios; debemos descubrir cuál es la verdadera condición en la cual operan los demonios; y como se está llevando a cabo su engaño diabólico:



12 Porque no estamos luchando contra poderes humanos, sino contra malignas fuerzas espirituales del cielo, las cuales tienen mando, autoridad y dominio sobre el mundo de tinieblas que nos rodea.

(Ef.6:12)

Fíjese que el apóstol Pablo no estaba ignorante de las artimañas del enemigo y sus maquinaciones:



11 Así Satanás no se aprovechará de nosotros, pues conocemos muy bien sus malas intenciones.

(2Co.2:11)


Indudablemente es el plan de Satanás lo que está detrás de cada cosa negativa y mala que nos sucede, ya sea porque nosotros dimos lugar a las legiones demoníacas, o porque nuestros acérrimos enemigos nos han engañado, haciéndonos creer que lo que nos pasa es algo natural; por ejemplo las continuas desgracias, enfermedades, contrariedades, etc.

Debemos odiar a Satanás y a sus ángeles caídos (demonios) , de la misma manera en que Dios le da indignacion de  él y a estos perversos seres espirituales; tampoco debemos tener contemplación alguna con estos demonios, pues no existen demonios buenos, ni arrepentidos; Satanás y sus ángeles ya fueron juzgados:



11 quién recibe el juicio de Dios: el que gobierna este mundo, que ya ha sido condenado.

(Jn.16:11)


Su condición es irreversible, están condenados; por lo tanto no existe posibilidad de perdón para ellos.

No debemos dejar que estos demonios nos sigan oprimiendo y hacernos sufrir, pues estamos en la posición de atarlos, reprenderlos y echarlos en el nombre de Yahshua "Jesús" ; y por supuesto esto se ejercita a través de la oración guerrera; el que nos hayan hecho sufrir, o el que lo estén haciendo ahora, es una gran injusticia; y estos principados de maldad no tienen derecho de hacerlo, pues ahora nosotros somos propiedad del Señor Jesucristo:



20 porque Dios los ha comprado. Por eso deben honrar a Dios en el cuerpo.

(1Co.6:20)

Nuestras armas no son carnales, sino espirituales, como lo enfatiza el apóstol Pablo:



4 Las armas que usamos no son las del mundo, sino que son poder de Dios capaz de destruir fortalezas. Y así destruimos las acusaciones

(2Co.10:4)

Es por este motivo, que no debemos luchar contra los instrumentos humanos, agentes que los gobernadores de las tinieblas usan contra nosotros; sino, que debemos luchar contra los ejércitos de Satanás con la oración, que es nuestra arma más poderosa. Por lo tanto no dejemos de usar con insistencia el mas poderoso armamento que nuestro Dios puso en nuestras manos. ¿No le parece?

ATACAR EL REINO DE SATANÁS

La oración de la iglesia de Cristo, no solo debe estar enfocada en peticiones y acciones de gracia de todo tipo; sino, también contra nuestros enemigos, Satanás y sus legiones; como ejemplo miremos el pasaje de ( Gn.3:14-15 ), donde vemos que Dios castigó y maldijo al diablo; nosotros podemos pedirle a Dios que lo reprenda nuevamente, y con seguridad estaremos en el centro de la voluntad de Dios, pues la Palabra de Dios es inalterable.


-Podemos pedirle que le cierre la boca al diablo y sus agentes ( Mc.1:34 ); ( Dn.6:22 ).

-Podemos atar las legiones de maldad ( Mt.12:29 ).

-Podemos deshacer las obras del diablo y sus demonios ( 1Jn.3:8 ).

-Podemos reprender al diablo y sus legiones de maldad ( Jud.1:9 ); ( Sal.18:15 );( Sal.76:6 ); ( Sal.106:9 ).

-Podemos ordenar que estos seres perversos se quiten de delante nuestro ( Mt.16:23 ).

-Podemos pedirle a Dios que avergüence a estas potestades satánicas, como ya lo hizo en el pasado Col.2:15 ).

Todos estos tipos de oración, y en todas otras formas que tengan el propósito de resistir al maligno, deben ser continuamente hechas y declaradas (con voz audible) ; tengamos la seguridad, que no fallaremos si continuamente practicamos esta forma de orar, puesto que Satanás y sus legiones son los enemigos de Dios, y si estos son enemigos de Dios, son nuestros enemigos sin cuartel, y sin tregua; no debemos desfallecer en orar en esta forma ( Lc.18:1 ), no solo en momentos de necesidad, sino de día y de noche; no debemos de olvidar que Satanás es el acusador de los hermanos; y los acusa de día y de noche ( Ap.12:10 ).

Esta es nuestra verdadera batalla, esta es una lucha sin tregua; el diablo y sus demonios nos hicieron sufrir muchísimo por nuestra ignorancia, ahora, que no ignoramos sus maquinaciones ( 2Co.2:11 ); resistámosles y pasemos a la ofensiva, opongámosnos tenazmente a todo el ejército del diablo con la oración.

Indudablemente, a la luz de la Escritura profética, el tiempo en que vivimos, es el tiempo del fin; todas la señales que nos da el Libro de Dios encajan perfectamente en estos terribles días que estamos viviendo; por los tanto los demonios están haciendo todos los esfuerzos posibles para que el pueblo de Dios no ore de esta manera.

El orar de esta forma agresiva en contra de los demonios y sus malas obras, ocasiona un gran perjuicio al reino de tinieblas; los ángeles caídos intentan hacer creer al pueblo del Eterno, que no es necesario que oremos así, atando a los demonios ; que perdemos el tiempo; que por el contrario, hagamos otras actividades más productivas, que al final nuestra insignificante oración personal, o de grupo, no va a conseguir ningún resultado y mucho menos derrotar a Satanás y sus legiones como está profetizado para los últimos tiempos, cuando entonces tengamos que enfrentarnos frontalmente con Satanás y toda su fuerza ( Ap.12:7-10 ); pero todas estas estratagemas y muchas otras, no deben engañarnos, pues todas las oraciones de común acuerdo del pueblo del Todopoderoso sumadas son las que han de conseguir ese resultado glorioso, derrotar al diablo y sus huestes de maldad ¡Gloria a Dios!

Hoy día más que nunca el Señor Jesús está buscando hombres y mujeres de oración guerrera e intercesora dentro de su pueblo, para esta batalla final:



30 Yo he buscado entre esa gente a alguien que haga algo en favor del país y que interceda ante mí para que yo no los destruya, pero no lo he encontrado.

(Ez.22:30)

¿Estámos dispuestos a interceder por las almas y en una lucha total en contra de Satanás y su ángeles perversos?

¿Quién peleará por el Señor en oración? ¿Será usted el que ate principados y potestades para la gloria de Dios?

ATANDO Y DESATANDO ( Mt.12:29 )

En estos tiempos de oscuridad espiritual en que estamos viviendo, vemos como las falsas religiones están avanzando en esta sociedad moderna, y no solo la idolatría y las sectas heréticas aprovechan esta situación; sino, que también el satanismo en su grado más extremo; está latente para hacer su obra destructora en todos los niveles.

La violencia se está desencadenando en nuestras sociedades sembrando pánico, odio e inseguridad; la corrupción se ha generalizado en todos los estratos de la sociedad (homosexualismo, lesbianismo, adulterio, fornicación, violencia, pornografía, drogadicción, etc.) , no hay duda alguna de que estos son los últimos tiempos, acerca de los cuales se nos advierte en la Biblia, la única e infalible Palabra de Dios ( 2Ti.3:1-5 ).

Pero detrás de todas estas instituciones de la corrupción, inmoralidad y violencia, está la mano del que vino para robar, matar y destruir (Juan 10:10); este personaje siniestro (Satanás) , del cual el Señor Jesús habló, diciendo que era el padre de toda mentira y el homicida (Juan 8:44), no está solo en la tarea de destrucción de la raza humana; sino, que está secundado por principados, potestades, gobernadores, ángeles caídos, huestes espirituales de maldad (Efesios 6:12), que le ayudan en su terrible y macabra obra de oponerse a Dios y a su verdadera Iglesia.

Estos seres espirituales malvados han sido establecidos sobre pueblos, ciudades, regiones, y naciones, para llevar a cabo la tarea de extender y tratar de establecer eficazmente el reino de tinieblas, como podemos ver en pasajes como (Daniel 10:13); donde encontramos la importante pista de que las naciones están controladas por principados; también podemos suponer que las ciudades, al igual que las naciones, están controladas por gobernadores de las tinieblas al servicio del reino satánico, oponiéndose al avance del evangelio y la obra de Dios.

Pero el Señor Jesús nos alcanza una de las armas más poderosas para obtener la victoria espiritual en la batalla en la que todos estamos involucrados por nuestras ciudades, pueblos y familias e iglesias; esta efectiva arma espiritual es el uso de nuestra autoridad como hijos de Dios, para ATAR e inmovilizar al demonio (el hombre fuerte) en nombre del Señor Jesús, a través de la oración:



28 Porque si yo expulso a los demonios por medio del Espíritu de Dios, eso significa que el reino de los cielos ya ha llegado a ustedes.
29 '¿Cómo podrá entrar alguien en la casa de un hombre fuerte y robarle sus cosas, si primero no lo ata? Solamente así podrá robárselas.

(Mt.12:28-29)


Esta realidad espiritual pasa desapercibida por muchos hoy en día, aún muchos de los llamados líderes cristianos toman a la ligera este tema, llegando a burlarse y a desacreditar a aquellos que se enfrentan con el enemigo de nuestras almas y lo atan en el Nombre de Jesús. Las huestes espirituales de maldad se han encargado de cegar los ojos de aquellos que se supone que deben ser los vigías y pastores del pueblo de Dios; impidiendo de esa forma que el reino de las tinieblas sufra pérdida; por el contrario, los que sufren la pérdida son los hijos Dios, los cuales son atacados y humillados por los demonios sin saber de donde vienen los ataques diabólicos, la opresión, enfermedad y la mayoría de sus desgracias.

Por eso es tan importante hacer uso de la autoridad recibida de parte de Dios, y ATAR los principados, gobernadores, espíritus territoriales, y demonios, y echarlos fuera en el nombre de Jesucristo, impidiéndoles seguir dominando las almas esclavas de los hombres, sabiendo que:



19 Te daré las llaves del reino de los cielos; lo que tú ates aquí en la tierra, también quedará atado en el cielo, y lo que tú desates aquí en la tierra, también quedará desatado en el cielo.

(Mt.16:19)



En esta clase de oración agresiva y guerrera contra Satanás y sus huestes vamos a ver como estas fuerzas contrarias, quedan imposibilitadas, turbadas y confundidas, consiguiendo la iglesia de Jesucristo grandes victorias para engrandecer el reino de Dios.

Atemos al enemigo en las ciudades donde estamos viviendo, en nuestros hogares y en todo lugar; rechazémosle con firmeza, y ordenémosle en alta voz, que suelte a los cautivos, y las bendiciones que trata de impedir que nos lleguen de parte de Dios, reprendámos sus obras, haciendo la voluntad de aquel que vino a deshacer las obras del diablo:



8 pero el que practica el pecado es del diablo, porque el diablo peca desde el principio. Precisamente para esto ha venido el Hijo de Dios: para deshacer lo hecho por el diablo.

(1Jn.3:8)


No perdamos el tiempo en actividades improductivas para el Reino de Dios; hoy en día hay muchas conferencias, talleres, conciertos, reuniones sociales y distintas actividades llamadas cristianas; pero poco es lo que se consigue; los demonios siguen oprimiendo a la sociedad en que vivimos, aún a los cristianos dentro de la iglesia, sin que nadie siquiera los moleste o reprenda; pero tomemos como verdaderos soldados de Cristo nuestra armadura espiritual ( Ef.6:11 ), y avergonzamos al enemigo en el Nombre de Jesucristo.

Esta es la orden de Cristo para sus discípulos de todas las épocas:



15 Y les dijo:'Vayan por todo el mundo y anuncien a todos la buena noticia.
16 El que crea y sea bautizado, obtendrá la salvación; pero el que no crea, será condenado.
17 Y estas señales acompañarán a los que creen: en mi nombre expulsarán demonios; hablarán nuevas lenguas;
18 tomarán en las manos serpientes; y si beben algo venenoso, no les hará daño; además pondrán las manos sobre los enfermos, y estos sanarán.'

(Mc.16:15-18)


¿A quién le va ha obedecer usted? A los incrédulos líderes, que dicen que esto es fantasía; ¿O al mandato claro de Cristo? Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres (Hechos 5:29). En la obediencia hay bendición, sanidad y liberación; esto es de suprema importancia ¿No le parece?

EL PRINCIPIO DE ATAR Y DESATAR

Encontramos en la maravillosa Palabra de Dios, uno de los principios fundamentales que rigen el accionar Divino; este principio revela, que en cierta forma el Eterno Dios delegó autoridad en su pueblo a través de la oración, para que lo que Dios opera en el cielo, sea en cierta forma ordenado, o dispuesto desde la tierra:



18 'Les aseguro que lo que ustedes aten aquí en la tierra, también quedará atado en el cielo, y lo que ustedes desaten aquí en la tierra, también quedará desatado en el cielo.
19 'Esto les digo: Si dos de ustedes se ponen de acuerdo aquí en la tierra para pedir algo en oración, mi Padre que está en el cielo se lo dará.

(Mt.18:18-19)

Este importantísimo principio, nos muestra el tremendo poder que Dios ha delegado en manos de su pueblo; ya que aquí encontramos, que al ejecutarse la acción de ATAR O DESATAR aquí en la tierra, indefectiblemente ello será confirmado en cielo, llevándose de esa manera a cabo. Esto debería estimularnos a ejercer este maravilloso poder y autoridad, atando aquí en la tierra lo que Dios quiere atar en el cielo, o desatando en la tierra lo que el Eterno quiere desatar en el cielo ¡Gloria a Dios!

¿Qué cosas el Creador quiere atar en el cielo? o ¿Qué cosas quiere el Altísimo desatar en el cielo? esto lo debemos consultar e indagar con el Eterno a través de su Espíritu; pero con seguridad, debemos dejar por sentado, que todo lo que las Escrituras Sagradas nos muestran, que fué atado o desatado por Dios, es lo que sin temor a equivocarnos, nosotros hoy día podemos ATAR O DESATAR . En la Escritura Sagrada encontramos, por ejemplo la siguiente declaración:



29 '¿Cómo podrá entrar alguien en la casa de un hombre fuerte y robarle sus cosas, si primero no lo ata? Solamente así podrá robárselas.

(Mt.12:29)

Esto es una referencia del Señor Jesús, a la necesidad de atar al hombre fuerte (Satanás o sus demonios) , que están dominando y esclavizando la vida de muchos; y por lo tanto, para liberar a sus cautivos es necesario primero atar las fuerzas esclavizantes o potestades del mal, dejándolas impedidas de resistir la liberación de las almas cautivas.

También, podemos desatar de ligaduras a muchos de aquellos, que no pueden avanzar en el camino cristiano a causa de sus ataduras:



44 Y el que había estado muerto salió, con las manos y los pies atados con vendas y la cara envuelta en un lienzo. Jesús les dijo: -Desátenlo y déjenlo ir.

(Jn.11:44)

Lázaro, momentos después de su resurrección necesitaba ser desatado de las ligaduras que lo identificaban con la muerte, aunque él estaba vivo por el poder de Dios. La responsabilidad de desatar a Lázaro, estaba no solo en el Señor Jesús, sino en la de los discípulos y testigos de aquella maravilla de la gracia divina.

Es importante tener conocimiento de que hay infinidad de bendiciones divinas, que están esperando ser desatadas, para ser derramadas sobre el pueblo de Dios, y por la negligencia en el desatar, estas se demoran en ser recibidas, esto nos habla de la tremenda responsabilidad que tenemos como pueblo de Dios, ya que, el Eterno ha querido dejarnos el privilegio y responsabilidad de ser estrechos colaboradores en su obra; por lo tanto, atemos o desatemos en el nombre del Señor Jesús. Este privilegio dado a la iglesia, también nos revela la inmensa confianza que el Señor le tiene a su pueblo.

Vemos en todo esto, la importancia de la oración; lo que el cielo ate debe ser atado primeramente en la tierra; lo mismo con aquello que el cielo desate, antes debe ser desatado en la tierra; en otras palabras el Eterno quiere que le mandemos, desea responder a nuestras oraciones y reclamos, como nos muestra la Escritura registrada en el siguiente versículo:



11 El Señor, el Dios Santo de Israel, quien lo formó, dice: '¿Van acaso ustedes a pedirme cuentas de mis hijos, o a darme lecciones de cómo hacer mis cosas?

(Is.45:11)

Con confianza y valor hagamos la obra de Dios; recuerde que Cristo vino a deshacer las obras del diablo ( 1Jn.3:8 ) y Él quiere que hoy nosotros como sus representantes hagamos lo mismo ¿No le parece?

Dulce presencia:
Ataduras que nesecitan con urgencia ayuno y oracion

Jesus lo dijo Este genero no sale solo con oracion y ayuno.

Segun he visto y experimentado en mi trayectoria cristiana, en muchas vidas y en la mia propia, que hay  ataduras que si no se ayuna y ora ppara romper eso no hay victoria.


Lla solucion es la busqueda constante de Dios y su palabra.

Yady:
Guerra espiritual....¿?
 Por lo general se refiere al hecho cuando una persona esta habitada por algún espíritu inmundo procedente del reino de Satanás. Este espíritu o 'demonio' al estar poseído de la persona por medio de "habitar" dentro de ella, entonces tiene control sobre la persona pues la "posee". Una persona endemoniada puede en ciertos momentos obrar de manera contraria a lo que es considerado normal de un ser humano .  En la Biblia vemos el caso del endemoniado de Gadara quien tenía un compartamiento sumamente errático, desatinado y destructivo (Mateo 8:28; Lucas 8:27).  Pero no necesariamente los demonios tenían 'siempre' dominio de las acciones de un endemoniado sino que puede haber momentos de lucidez y claridad mental en el cuál se actúa normalmente aun estando poseído por demonios.

Los Inconversos están bajo el poder del diablo

La Biblia nos dice que los que nos son Cristianos están bajo el poder del diablo.  Satanás opera a mayor o menor grado en la vida de 'todos' aquellos que no son creyentes.  Pablo lo dice de esta manera:

Efesios 2

1 Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, 2 en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, 3 entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás

Los "hijos de desobediencia" es una referencia a los "no creyentes" en los cuales opera el principe de la potestad del aire.  Eso es una referencia al diablo.  El apóstol Juan también nos dice lo mismo:

1 Juan 5
8 Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca. 19 Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno.

Los creyentes han sido rescatados del Poder del diablo

Con relación a los demonios y los Cristianos, existen algunas personas que tratan de establecer una diferencia entre ser "poseído" por demonios y estar "demonizado" o "endemoniado" . Se dice que los creyentes no pueden ser "poseídos" pero si pueden ser "endemoniados", sin embargo no existe fundamento bíblico para establecer tal diferencia. Muchos le dan crédito a los demonios por todo o mucho de lo que los Cristianos hacen inadecuádamente pero en realidad es interesante ver que en los cuatro evangelios y catorce epistolas del apóstol Pablo y los demás escritos no se dijo ni siquiera una vez que los Cristianos nacidos de nuevo tenían demonios o estaban poseídos por ellos.  Lo que Jesús, Pablo y los demás apóstoles dijeron fue que tales cosas eran producto de "la carne" (Romanos 7, 8:7; Galatas 5:16; Efesios 4:22; Colosenses 2:11) y sus obras o "del corazón" y del "viejo hombre". Con toda la información bíblica, es díficil creer que sea posible que un cristiano verdadero esté poseído por demonios.

En contraste a la condición de los "hijos de desobediencia" (Efesios 2:2) y del "mundo entero" (1 Juan 5:19), se encuentra la descripción dada acerca de los "creyentes" (hijos de obediencia).  La Biblia dice que "todos nosotros vivimos en otro tiempo"  en la misma condición que ellos, "muertos en delitos y pecados" pero que ya no es así.  Juan dice que nosotros hemos sido "nacidos de Dios".  Este nacimiento es una referencia a la 'regeneración' o la nueva vida en Cristo la cuál obra el Espíritu Santo en los creyentes.  Por consiguiente Juan nos dice que en nuestra nueva condición de vivos (nacidos de Dios) "el maligno no [nos] toca" (1 Juan 5:18).  Esto nos confirma que Satanás no tiene potestad alguna sobre la vida de los que han nacido de Dios.

Colosenses 1

11 fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad; 12 con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz; 13 el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo, 14 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados

 Vemos claramente que el Cristiano ha sido "LIBRADO" de la potestad del diablo (tinieblas) y ahora está a salvo y seguro en el reino de Dios en Cristo.  Si un Cristiano nacido de nuevo puede tener demonios, tal cosa significaría que los demonios pueden violar la posesión divina y anular la obra de liberación que hace Dios en la salvación de un alma pero gracias a Dios que eso no es posible (Juan 10).

La Biblia nos enseña que el cristiano tiene al Padre, Hijo y Espiritu Santo morando dentro de el o ella. Dios no comparte su casa con el diablo. Para Dios poder entrar a vivir dentro del creyente, el echa fuera el diablo y luego entra. Un ejemplo de esto lo vemos en Mateo 12 donde Jesus liberó un endemoniado y dijo a sus discipulos que el no podía entrar a tomar posesion de la casa de Satanás si primero no le ataba, aqui la palabra atar no es de forma literal sino espiritual. Dios quita todo poder a Satanás sobre la persona y entonces puede conquistar su casa.

Mateo 12

22 Entonces fué traído á él un endemoniado, ciego y mudo, y le sanó; de tal manera, que el ciego y mudo hablaba y veía. 23 Y todas las gentes estaban atónitas, y decían: ¿Será éste aquel Hijo de David? 24 Mas los Fariseos, oyéndolo, decían: Este no echa fuera los demonios, sino por Beelzebub, príncipe de los demonios. 25 Y Jesús, como sabía los pensamientos de ellos, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo, es desolado; y toda ciudad ó casa dividida contra sí misma, no permanecerá. 26 Y si Satanás echa fuera á Satanás, contra sí mismo está dividido; ¿cómo, pues, permanecerá su reino? 27 Y si yo por Beelzebub echo fuera los demonios, ¿vuestros hijos por quién los echan? Por tanto, ellos serán vuestros jueces. 28 Y si por espíritu de Dios yo echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado á vosotros el reino de Dios. 29 Porque, ¿cómo puede alguno entrar en la casa del valiente, y saquear sus alhajas, si primero no "ATA" al hombre fuerte? y entonces saqueará su casa.

Cuando el Cristo llega, su reino llega y cuando su reino llega, el reino de Satanás ¡tiene que salir! Un cristiano que da lugar al diablo con su vida, puede llegar a actuar de manera inconsecuente con la de un verdadero creyente pero nunca será poseído porque para eso Dios debe de salir de esa persona y Cristo dijo que el nunca nos dejaría sino que lo castigaría como se castiga al hijo desobediente (Hebreos 12).  El diablo tendría que atar al hombre fuerte (el cual ahora es Cristo) y saquear la vida del Creyente pero eso es ¡Inconcebible!

Hebreos 13

5 Sean las costumbres vuestras sin avaricia; contentos de lo presente; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré.

Unos dicen que Dios solo posee el "espíritu" de la persona pero que la "carne" puede estar poseída por Satanás mientras que otros aseguran que aun el espíritu puede llegar a estar contaminado con espiritus demoníacos. La verdad es que tales enseñanzas van en contra de lo que la Biblia dice. Dios guarda no solo el espíritu o el alma sino tambien el cuerpo.

1 Tesalonicenses 5 23

Y el Dios de paz os santifique en todo; para que vuestro espíritu y alma y cuerpo sea guardado entero sin reprensión para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

Otros dicen que la mención del "pan de los hijos" en Mateo 15 es una prueba de que un hijo de Dios (crisitiano) puede estar poseído por demonios, pero eso no es lo que dice la Biblia..

Mateo 15

21 Y saliendo Jesús de allí, se fué á las partes de Tiro y de Sidón. 22 Y he aquí una mujer Cananea, que había salido de aquellos términos, clamaba, diciéndole: Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí; mi hija es malamente atormentada del demonio. 23 Mas él no le respondió palabra. Entonces llegándose sus discípulos, le rogaron, diciendo: Despáchala, pues da voces tras nosotros. 24 Y él respondiendo, dijo: No soy enviado sino á las ovejas perdidas de la casa de Israel. 25 Entonces ella vino, y le adoró, diciendo: Señor socórreme. 26 Y respondiendo él, dijo: No es bien tomar el pan de los hijos, y echarlo á los perrillos. 27 Y ella dijo: Sí, Señor; mas los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus señores. 28 Entonces respondiendo Jesús, dijo: Oh mujer, grande es tu fe; sea hecho contigo como quieres. Y fué sana su hija desde aquella hora.

Es cierto que Cristo vino a librar "a sus hijos" de los poderes del diablo y sus demonios y aquí la referencia "el pan de los hijos" es una referencia a esa obra la cual vino Jesús a hacer. Pero tenemos que notar algo en este pasaje, en el verso 24 Jesus dijo que había sido enviado: " sino á las ovejas perdidas de la casa de Israel". Las ovejas perdidas son todos aquellos escogidos que están en el mundo sin Dios y sin esperanza. Dios vino sino a buscar lo que se había perdido, una "oveja perdida" pudo haber tenido uno o más demonios, pero una vez Cristo la encontró e hizo su morada en el corazón de esa oveja y la libró del poder de Satanás, ya nadie le puede robar de su mano.

Juan 10

27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen; 28 Y yo les doy vida eterna y no perecerán para siempre, ni nadie las arrebatará de mi mano. 29 Mi Padre que me las dió, mayor que todos es y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre.

Cuando Cristo salva a una persona le hace "¡completamente y verdaderamente libre!", no deja huecos o puertas abiertas para que la persona vuelva a caer en manos de Satanás a quien vino a destruir. Tal enseñanza es una pura contradicción a la enseñanza biblica.

Juan 8

36 Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.

Podemos tener la seguridad de que Dios es mucho más poderoso que todos y ningún demonio podrá jamas adueñarse de una de sus ovejas y posesionarse de ella.

Finalmente quiero agregar que esto NO significa que no hayan personas 'endemoniadas' en las iglesias y las congregaciones.  Ciertamente puede darse tales casos pero debemos entender que de ser así, tales personas no han sido 'nacidos de Dios' ni han sido librados de la potestad del aire y necesitan dar un paso de fe y arrepentimiento para convertirse en verdaderos hijos de Dios.

 


(Fuente externa ) Quise traer este tema ya que lei todos los mensajes y este de guerra espiritual es de suma importancia y vi que fue tocada por ti Dulcecaramelito!
Que todo sea para la Gloria de Dios Padre y para edificacion de su Santa Iglesia! (:7:)

Yady:
El ayuno necesita que al tiempo de hacerlo, lo acompañemos con la oración y que nos dejemos guiar por el Espíritu Santo. Ayunar para que la gente que nos rodea tenga la impresión de que somos "santos" o para que tengan una impresión diferente a la que tiene, invalidaría inmediatamente lo que intentamos hacer al hacer el ayuno. De hecho, hacerlo por las motivaciones erróneas, no sólo invalida el ayuno, sino que podríamos incurrir en pecado - orgullo.

Cuando ayunamos no podemos pretender que por hacerlo podemos torcer la mano a Dios y forzarlo a hacer lo que queremos. A veces el plan de Dios no es el que plan por el que ayunamos y es por esta razón que es vital que tengamos nuestro espíritu con la aptitud correcta para escuchar del Espíritu de Dios y que estemos dispuestos a humillarnos y recibir la dirección de Dios, sea cual sea.

Por: Silvia Stankiewicz.

Navegación

[0] Índice de Mensajes

[#] Página Siguiente

[*] Página Anterior

Ir a la versión completa