PRIMER FORO ::: Vida Cristiana > Estudios Biblicos / Temas Bíblicos

Tácticas del Enemigo - Un estudio de Proverbios 7

(1/1)

Pablo Pereyra:
[El siguiente artículo es una transcripción editada y traducida de la enseñanza grabada en octubre de 2008: Tactics of the Enemy (Tácticas del Enemigo), por Dan Gallagher].

Bienvenidos a esta enseñanza titulada “Tácticas del Enemigo, un estudio de Proverbios 7”.

Antes de adentrarnos en el corazón de esta enseñanza me gustaría explicar por qué elegimos hacerla en octubre. Todos los años a fines de este mes, en los Estados Unidos de Norte América celebramos una festividad llamada Halloween [Día de Brujas”], también llamada “día de todos los santos”. En realidad es el día de los muertos. Tiene raíces paganas, pero esto es para otra enseñanza. En esta época del año los niños se visten con diversos disfraces y van de casa en casa a hacer lo que llamamos “golosina o truco”. Golpean la puerta y piden una golosina, la que frecuentemente obtienen. La idea es que si no obtienen la golosina, el dueño de casa se arriesga a que le hagan alguna clase de truco. Esta festividad es, de hecho, una festividad muy oscura. Tiene una gran cantidad de raíces satánicas y paganas. Muchos de los niños se visten de duendes, demonios, y cosas similares.

Dios no quiere que seamos ignorantes de las maquinaciones (artimañas) de Satanás.

    2 Corintios 2:11 (RV60)
    para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones.

    La palabra “maquinaciones” está en plural. La NVI lee:

    2 Corintios 2:11 (NVI)
    para que Satanás no se aproveche de nosotros, pues no ignoramos sus artimañas.

La NVI traduce “maquinaciones” como “artimañas.” Ciertamente, Satanás tiene muchas maquinaciones y muchas artimañas, y están a nuestro alrededor todo el tiempo. En todo el mundo estamos viendo un incremento tanto en hechicerías como en actividad ritualista. Recientemente estuve en un par de importantes cadenas nacionales de libros y vi que tenían secciones enteras dedicadas al ocultismo y a un movimiento de hechicería llamado “wicca”. En realidad están vendiendo cartas de tarot, hechizos, amuletos, y algunos negocios incluso los tienen guardados bajo llave porque las personas tienden a robarlos.

Estoy dando esta enseñanza ahora porque creo que las maquinaciones y artimañas de Satanás están en aumento a nuestro derredor. No hace falta mirar mucha televisión para ver los programas que promueven el estado de los muertos: “¿no estarán vivos?”. Por ejemplo, hay un programa en los Estados Unidos de Norteamérica llamado Ghost Whisperer (La encantadora de fantasmas). Incluso en el canal llamado Discovery Channel, que en general se dedica a documentales de tipo científico, existe un programa llamado Ghost Hunters (Cazafantasmas), que se ocupa de investigar “actividades paranormales”. También tenemos programas dedicados o dirigidos directamente a nuestros niños. Recientemente, mi esposa Lori y yo tuvimos el privilegio y la bendición de pasar mucho tiempo con tres de mis nietos. Estaba viendo un programa llamado “Dora y Diego”. Parecía un inocente programa hasta que de repente una bruja (la reina del hielo) entra en escena promoviendo hechizos y encantamientos. Lo que fomentaba era el tener control sobre el ambiente. De eso se trata la hechicería. El movimiento “Harry Potter” ya es noticia vieja; de hecho, probablemente ya es historia. Se presenta como algo casi inofensivo, pero Harry Potter fomenta la hechicería, la brujería, los encantamientos, los hechizos, y el control sobre los otros y sobre el ambiente.

Lo que quiero resaltar es que este es un tema frecuente. Está permeando la atmósfera de esta era. Estas cosas que acabo de mencionar son sólo algunos aspectos de las artimañas de Satanás. Consideren el sexo, la violencia, la rebeldía, los asesinatos, el caos, y toda la crueldad que él fomenta. No hace falta mirar mucho tiempo la televisión, las películas, los libros, los video juegos, o internet para ver que él está intensamente promoviendo sus artimañas. Todo esto tiene como principal objetivo a nuestros jóvenes.

¿Cuál es la solución? La que Dios nos provee. En primer lugar Él nos dice que no quiere que ignoremos las maquinaciones de Satanás. También nos dice, en Corintios, que no ignoremos los asuntos espirituales. Entender la actividad satánica y las artimañas de Satanás ciertamente califica como un asunto espiritual.

    1 Corintios 12:1 (RVA)
    Pero no quiero que ignoréis, hermanos, acerca de los dones [asuntos] espirituales.

Proverbios es un libro de dichos de gran sabiduría, y creemos que Salomón, quien fue “el más sabio de todos los hombres” sobre la faz de la Tierra, escribió Proverbios. Creo que muchos de los proverbios están dirigidos a los jóvenes, o lo que Dios llama “ingenuos”. El ingenuo es, en verdad, una persona inexperta o simple, que conoce poco de la vida.

    Proverbios 2:1
    Hijo mío, si haces tuyas mis palabras…

    Proverbios 3:1
    Hijo mío, no te olvides de mis enseñanzas…

    Proverbios 4:1
    Escuchen, hijos, la corrección de un padre…

    Proverbios 5:1
    Hijo mío, pon atención a mi sabiduría…

    Proverbios 6:1
    Hijo mío…

    Proverbios 7:1
    Hijo mío…

Estos son dichos de gran sabiduría dirigidos a “hijo mío”: al inocente, al joven, o al inexperto, para que pueda conocer lo que dice Proverbios 2:9.

    Proverbios 2:9
    Entonces comprenderás la justicia y el derecho, la equidad y todo buen camino.

Proverbios fue escrito aproximadamente unos mil años antes de que Cristo naciera. Hay verdades increíbles que fueron registradas en este libro hace más de tres mil años. Quiero tomarme el tiempo para repasar el capítulo 7 de Proverbios y ver qué verdades podemos recoger, qué perspectivas podemos tener, y qué diferentes aplicaciones le podemos encontrar. Examinaremos específicamente a nuestro Enemigo Satanás (el Diablo), sus tácticas, sus métodos, sus motivos, y su accionar. Al examinar esto, la primera lección que aprenderemos es que Satanás tiene la intención de atacarnos utilizando nuestros sentidos. La segunda lección es entender cuáles son los mecanismos principales que utiliza: específicamente palabras. La tercera lección es el paradigma de la enfermedad espiritual y su paralelismo con la enfermedad física. Otra lección que también podemos aprender con respecto a la metodología de Satanás es la de aplicar presión por medio del placer y del dolor. Y además usa el engaño (o la mentira), el miedo, el rechazo y la rebeldía. Creo que así podremos ver cuál es el objetivo de Satanás y, al final, veremos cuál es la respuesta de Dios para poder defendernos.

A continuación, todo el capítulo 7 de Proverbios:

    Proverbios 7:1-27
    (1) Hijo mío, pon en práctica mis palabras y atesora mis mandamientos.
    (2) Cumple con mis mandatos, y vivirás; cuida mis enseñanzas como a la niña de tus ojos.
    (3) Llévalos atados en los dedos; anótalos en la tablilla de tu corazón.
    (4) Di a la sabiduría: "Tú eres mi hermana", y a la inteligencia: "Eres de mi sangre."
    (5) Ellas te librarán de la mujer ajena, de la adúltera y de sus palabras seductoras.
    (6) Desde la ventana de mi casa miré a través de la celosía.
    (7) Me puse a ver a los inexpertos, y entre los jóvenes observé a uno de ellos falto de juicio.
    (8) Cruzó la calle, llegó a la esquina, y se encaminó hacia la casa de esa mujer.
    (9) Caía la tarde. Llegaba el día a su fin. Avanzaban las sombras de la noche.
    (10) De pronto la mujer salió a su encuentro, con toda la apariencia de una prostituta y con solapadas intenciones.
    (11) (Como es escandalosa y descarada, nunca hallan sus pies reposo en su casa.
    (12) Unas veces por las calles, otras veces por las plazas, siempre está al acecho en cada esquina.)
    (13) Se prendió de su cuello, lo besó, y con todo descaro le dijo:
    (14) “Tengo en mi casa sacrificios de comunión, pues hoy he cumplido mis votos.
    (15) Por eso he venido a tu encuentro; te buscaba, ¡y ya te he encontrado!
    (16) Sobre la cama he tendido multicolores linos egipcios.
    (17) He perfumado mi lecho con aroma de mirra, áloe y canela.
    (18) Ven, bebamos hasta el fondo la copa del amor; ¡disfrutemos del amor hasta el amanecer!
    (19) Mi esposo no está en casa, pues ha emprendido un largo viaje.
    (20) Se ha llevado consigo la bolsa del dinero, y no regresará hasta el día de luna llena."
    (21) Con palabras persuasivas lo convenció; con lisonjas de sus labios lo sedujo.
    (22) Y él en seguida fue tras ella, como el buey que va camino al matadero; como el ciervo que cae en la trampa,
    (23) hasta que una flecha le abre las entrañas; como el ave que se lanza contra la red, sin saber que en ello le va la vida.
    (24) Así que, hijo mío, escúchame; presta atención a mis palabras.
    (25) No desvíes tu corazón hacia sus sendas, ni te extravíes por sus caminos,
    (26) pues muchos han muerto por su causa; sus víctimas han sido innumerables.
    (27) Su casa lleva derecho al sepulcro; ¡conduce al reino de la muerte!

Y ahora examinaremos este capítulo por partes, con la intención de descubrir las tácticas, artimañas, métodos y motivaciones de Satanás. Creo que Dios ha entremezclado todos ellos a lo largo de este hermoso Proverbio, y que esta es una lección fenomenal en cuanto a los métodos y tácticas de nuestro Enemigo.

    Proverbios 7:1-7
    (1) Hijo mío, pon en práctica mis palabras y atesora mis mandamientos.
    (2) Cumple con mis mandatos, y vivirás; cuida mis enseñanzas como a la niña de tus ojos
    (3) Llévalos atados en los dedos; anótalos en la tablilla de tu corazón.
    (4) Di a la sabiduría: "Tú eres mi hermana", y a la inteligencia: "Eres de mi sangre."
    (5) Ellas te librarán de la mujer ajena, de la adúltera y de sus palabras seductoras.
    (6) Desde la ventana de mi casa miré a través de la celosía.
    (7) Me puse a ver a los inexpertos, y entre los jóvenes observé a uno de ellos falto de juicio.

La palabra inexperto aquí es literalmente alguien falto de juicio. Generalmente es una persona joven. Me gustaría imaginarlo como un niño de dos o tres años, que no conoce mucho sobre nada. Me recuerda a mi nieto cuando tenía dos años. Bajó del automóvil de su madre, a nuestra entrada de asfalto negro. Su madre no sabía que se había quitado el calzado. Era un caluroso día de verano y el niño cruzó el pavimento negro. Pronto sus pies comenzaron a quemarse por el calor del asfalto, y sus tiernos y pequeños pies empezaron a dolerle mucho. Comenzó a llorar, y en vez de correr de regreso a su madre que lo estaba llamando, siguió corriendo en dirección opuesta, tratando de alejarse del dolor que le causaba el calor en sus pies. No obstante, sólo se estaba causando más daño. Esto es ser inexperto e ingenuo. Él simplemente no sabía. No tenía idea. Nunca le habían enseñado. Nunca había sido instruido.

Este es el tipo de persona que Dios dice que está siendo observado desde la ventana.

    Proverbios 7:8-9
    (8) Cruzó la calle, llegó a la esquina, y se encaminó hacia la casa de esa mujer.
    (9) Caía la tarde. Llegaba el día a su fin. Avanzaban las sombras de la noche.

Podemos encontrar aquí un contraste bien definido entre el bien y el mal, entre la luz y la oscuridad. Dios es luz, y esto es lo que sucede cuando entramos en la oscuridad de la noche:

    Proverbios 7:10
    De pronto la mujer salió a su encuentro, con toda la apariencia de una prostituta y con solapadas intenciones.

Recuerde que se hace referencia a esta mujer en el versículo cinco como una mujer adúltera. Ahora, aquí en el versículo diez, ella es una prostituta, literalmente una ramera. En la Escritura, Dios muchas veces hace referencia a la idolatría como adulterio espiritual. Es prostitución espiritual. Por eso es que creo que podemos aprender una lección a partir de esto, en relación al contraste entre el bien y el mal, entre la luz y la oscuridad. Veremos la gran lección espiritual que va más allá de la relación de un hombre con una mujer, o de un joven ingenuo con una ramera (una prostituta). Esta es una lección acerca del adulterio y la idolatría espirituales.

    Proverbios 7:11-12
    (11) (Como es escandalosa y descarada, nunca hallan sus pies reposo en su casa.
    (12) Unas veces por las calles, otras veces por las plazas, siempre está al acecho en cada esquina.)

Lo que aprendemos aquí es que el mal nunca está realmente lejos de ninguno de nosotros. No tenemos que alejarnos mucho de Dios para hallar el mal; de hecho, sólo hay que alejarse un poco para encontrarlo. Está escondido en cada esquina; está en las calles y en las plazas. El mal está allí, buscándolo a usted. Nunca se queda en su casa. Está vagando, y va a intentar atraparlo; de hecho, el versículo 13 dice exactamente eso:

    Proverbios 7:13
    Se prendió de su cuello, lo besó, y con todo descaro le dijo:

Este es un aspecto de lo que es el mal: el mal es atrevido; el mal es descarado, y va a tratar de atraparlo. Va a tratar de seducirlo. Está allí, al acecho. Nunca está lejos.

    Proverbios 7:14
    Tengo en mi casa sacrificios de comunión…

Eso suena muy religioso ¿no es cierto? Creo que esta es una de las lecciones que podemos extraer de aquí. Muchas veces una de las tácticas de Satanás es esconderse detrás de la religión, esconderse detrás de causas nobles, esconderse detrás de cosas que parecen ser buenas o que lucen realmente rectas y aparentan ser estupendas. No sólo en el sentido religioso. Hay muchos movimientos mundiales que Satanás hace que parezcan realmente buenos, pero en esencia no conducen a otra cosa más que a la idolatría.

    Proverbios 7:14-15
    (14) "Tengo en mi casa sacrificios de comunión, pues hoy he cumplido mis votos.
    (15) Por eso he venido a tu encuentro; te buscaba, ¡y ya te he encontrado!

Aquí podemos deducir otra lección. Es una perspectiva diferente, pero ¿cuántas veces viene el mal a nosotros y se enmascara tratando de hacernos sentir especiales? Pienso cuántas veces he cometido errores en mi vida porque se apelaba a mi orgullo y mi ego. Esa es exactamente la táctica que el Enemigo usa aquí, la táctica del orgullo y el egocentrismo: “Por eso he venido a tu encuentro; te buscaba ¡y ya te he encontrado!” ¡Tremendo! Este pobre, simple, indocto insensato está siendo engañado en gran manera. Creo que esta es otra lección que podemos sacar de Proverbios 7: el mal intenta engañarnos.

Pablo Pereyra:
La batalla de los sentidos

Fíjese como, en el siguiente versículo, hace su aparición la atracción. Esta es la lección acerca de la batalla de los sentidos.

    Proverbios 7:16
    Sobre la cama he tendido multicolores linos egipcios.

Los linos eran multicolores, o sea que tenían color. Es una atracción al sentido de la vista, y esta es una de las tácticas del Enemigo. Él intenta utilizar los atractivos visuales. ¿Cuántas veces ha aparecido una mujer bonita o un muchacho guapo, enviado por Satanás para intentar tentarlo a usted por medio del sentido de la vista? Aquí Dios claramente nos revela que la tentación es apelando a linos multicolores.

    Proverbios 7:17
    He perfumado mi lecho con aroma de mirra, áloe y canela.

Este es el sentido del olfato.

    Proverbios 7:18
    Ven, bebamos hasta el fondo la copa del amor;

Beber involucra el sentido del gusto. Entonces, hasta acá hemos visto, olido y gustado. Todo esto está en el contexto de cuando “caía la tarde, avanzaban las sombras de la noche”, junto con la adúltera; yo creo que acá Dios nos está mostrando que algunas de las tácticas de Satanás van a apelar a la vista, el olfato y el gusto.

    Proverbios 7:18
    …¡disfrutemos del amor hasta el amanecer!

Yo creo que hacer el amor es uno de los más grandes atractivos al sentido del tacto.

¿Y cómo expuso todos estos atractivos, enumerados en los versículos del 14 al 18?:

    Proverbios 7:13
    …con todo descaro le dijo:

Lo atrajo con palabras, las cuales el joven está escuchando. Desde el versículo 13 al 18 tenemos varios atractivos: para la vista, el olfato, el gusto, el tacto y ahora el oído.

La batalla de las palabras

Una lección más que podemos recoger de Proverbios 7 es el hecho de que Satanás emplea palabras para atraparnos.

    Proverbios 7:5
    Ellas [las instrucciones de Dios] te librarán de la mujer ajena, de la adúltera y de sus palabras seductoras.

El vocablo seductoras literalmente significa suaves o resbaladizas.

    Proverbios 7:11 (NVI)
    …es escandalosa y descarada…

    [Otra versión en español, la RVA, lee: Ella es alborotadora y obstinada…]

Escandalosa implica hablar, o sea, emplea el sonido. ¿Y es escandalosa con qué? Con sus palabras; muchas veces el ataque es tan ruidoso que a uno lo abruma. Esta mujer es escandalosa y descarada.

    Proverbios 7:21
    Con palabras persuasivas lo convenció; con lisonjas de sus labios lo sedujo.

A las palabras se las llama dardos (o flechas) encendidos del maligno. Son armas ofensivas de ataque. Las flechas y los dardos no son como la mayoría de las otras armas que podría tener una persona, al menos en los tiempos antiguos, en los que comúnmente se usaba una espada. Una espada podía usarse para bloquear o desviar un ataque. Podía utilizarse para embestir, y podía ser tanto un arma ofensiva como defensiva. Una flecha es bastante diferente. Cuando es disparada, ésta sale dirigida hacia su objetivo. Básicamente es expulsada directamente hacia él.

    Proverbios 26:18-19
    (18) Como loco que dispara mortíferas flechas encendidas,
    (19) es quien engaña a su amigo y explica: "¡Tan sólo estaba bromeando!"

¿Cómo engaña a su amigo? Por medio de palabras: “¡Tan sólo bromeaba!” Efesios nos dice que debemos tomar el escudo de la fe para apagar las flechas encendidas del maligno.

    Efesios 6:16
    Además de todo esto, tomen el escudo de la fe, con el cual pueden apagar todas las flechas encendidas del maligno.

Las flechas encendidas son las palabras, y Satanás es un experto utilizándolas. [Para un estudio más amplio lea nuestro artículo en inglés The Armor of God.].

En Apocalipsis 12:10 a Satanás se lo llama acusador de los hermanos.

    Apocalipsis 12:10
    Luego oí en el cielo un gran clamor: "Han llegado ya la salvación y el poder y el reino de nuestro Dios; ha llegado ya la autoridad de su Cristo. Porque ha sido expulsado el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba día y noche delante de nuestro Dios.

¿Cómo acusa? Acusa por medio de palabras. Recuerde cuando Jesús dijo: “Ustedes son de su padre, el Diablo [Satanás]”.

    Juan 8:44
    Ustedes son de su padre, el diablo, cuyos deseos quieren cumplir. Desde el principio éste ha sido un asesino, y no se mantiene en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando miente, expresa su propia naturaleza, porque es un mentiroso. ¡Es el padre de la mentira!

Él es el padre de la mentira. Las palabras son una de las principales herramientas que Satanás utiliza para atacar.

Dios ha identificado claramente, en Proverbios 7:5, sus “palabras seductoras”; en el versículo 11 esas palabras son “escandalosa y descarada”; en el versículo 13 se lee: “le dijo”; y en el versículo 21 vemos: “palabras persuasivas…lisonjas de sus labios… sedujo”. Estoy admirado de cómo Dios, hace más de tres mil años, inspiró a Salomón a escribir Proverbios, capítulo 7, porque diagrama los ataques que utiliza Satanás por medio de palabras.

Quiero recordarle algunos de los métodos que utiliza Satanás. Uno de ellos es susurrar, como cuando alguien secretamente transmite un informe maligno. ¿Cuánto daño ha sido hecho tan sólo a través de susurrar y murmurar? ¿Qué me dice del chisme? Recuerde que Dios tiene registros por todo Proverbios y Salmos con respecto al chisme. Un chismoso es una persona que sensacionaliza; disemina rumores y magnifica información parcial y falsa. ¿Cuánto daño y destrucción provoca el chisme? ¿Cuántas amistades íntimas han sido destruidas a causa del chisme? Esa es una de las formas en que Satanás utiliza las palabras. ¿Y qué hay de la calumnia? De hecho, uno de los nombres de Satanás es “el acusador” o “el calumniador”. Un calumniador es uno que busca destruir la reputación de otro; un entrometido, una persona que anda escarbando lo malo, y que luego se ocupa de difundirlo. Satanás utiliza palabras para atacar. Él usa palabras para seducirnos. Usa palabras para desgastarnos. Su ataque puede ser escandaloso y descarado.

La enfermedad física y su paralelo con la enfermedad espiritual

Otra lección que podemos aprender de Proverbios 7 es lo que llamamos el paradigma de la enfermedad. Uno de mis empleos estuvo relacionado con desechos tóxicos. Durante ese tiempo tuve que aprender cómo las toxinas afectan al cuerpo humano. Un día, leyendo Proverbios 7 vi un paralelismo entre lo que se me había enseñado en los cursos acerca de las etapas de una enfermedad, y los ataques espirituales.

a) Enfermedad física:

En primer lugar se nos enseñaba acerca de la ignorancia. Es decir, una falta de conocimiento sobre cómo se propagan la contaminación y las enfermedades. Es ignorar medidas preventivas. Es simplemente ser ignorante acerca de lo que es necesario hacer para mantenerse sano. Recuerde que en Proverbios 7 Dios está hablando acerca de un insensato inexperto, o sea, una persona ignorante.

La siguiente etapa en una enfermedad física es la exposición. Exposición significa, literalmente, que usted está expuesto a la contaminación. Usted se encuentra en una situación en la que puede ser contaminado por algo tóxico, ya que allí donde está, puede estar expuesto.

La siguiente etapa de una enfermedad física es la contaminación. La contaminación ocurre cuando los gérmenes literalmente han cruzado la línea y están en usted. Muchas veces las personas son puestas en cuarentena para frenar la etapa de contaminación y de ese modo interrumpir la exposición.

Luego de la contaminación viene la infección. En esta etapa los gérmenes ya se han apoderado del cuerpo, y comienzan a reducir sus defensas. Esos gérmenes se reproducen y se propagan por su cuerpo dañándolo. Allí es cuando comienza a levantar fiebre, cuando aparecen los dolores de cabeza o hinchazón, o cuando su cuerpo muestra señales de que el invasor (gérmenes, virus, bacterias) ha comenzado a dañar su cuerpo.

Luego de la etapa infecciosa de una enfermedad física se llega a la etapa de la enfermedad. Aquí es donde la infección comienza a afectar muchos de los sistemas fundamentales del cuerpo, los que sostienen la vida. A veces puede ser sistémico, significando que se disemina. Puede afectar sistemas y órganos muy importantes. Si esto no es interrumpido, generalmente conducirá a la muerte a menos que el cuerpo pueda producir anticuerpos o generar algún mecanismo que interrumpa las etapas de la enfermedad.

La enfermedad puede ser frenada en cualquiera de las etapas del ataque físico. Usted puede limitarla, usted puede detenerla, si bien reconocemos que a veces, dependiendo de cuán invasivo sea el ataque, puede causar daño permanente. En otras palabras, puede haber consecuencias.

b) Su paralelo en el reino espiritual:

Yo creo que las etapas físicas de la enfermedad tienen un paralelo en el reino espiritual. Y creo que Dios ha revelado esto en Proverbios 7.

La primera etapa de la enfermedad es la ignorancia.

    Proverbios 7:7
    Me puse a ver a los inexpertos, y entre los jóvenes observé a uno de ellos falto de juicio.

Eso es ignorancia. ¿Cómo progresó? Bien, él sólo estaba caminando por la calle.

    Proverbios 7:8
    Cruzó la calle, llegó a la esquina, y se encaminó hacia la casa de esa mujer.

Esta es la siguiente etapa de la enfermedad: la exposición. Pasó de ser ignorante a estar expuesto. Él no es simplemente un ignorante en medio de un campo con nada a su alrededor. Es ignorante, y cruzó la calle hacia la casa de esa mujer. Como resultado, ahora se expone a este mal.

La siguiente etapa que mencioné es la contaminación. Yo creo que en el versículo 13 Dios nos está mostrando dónde ocurrió exactamente la contaminación.

    Proverbios 7:13
    Se prendió de su cuello, lo besó…

Este es el primer lugar en donde hay una conexión entre ellos. Esta conexión es lo que se requiere para que ocurra la contaminación. El otro día, mi pequeña nieta de cuatro años fue al preescolar. Durante todo el verano estuvo perfectamente saludable. Sin embargo, al final de su primera semana en el preescolar tenía estornudos, mucosidad en la nariz, y un poco de tos. ¿Por qué? Porque en la escuela estuvo expuesta a todos los otros niños, que en algún momento la contaminaron, lo cual sucede cuando juegan con juguetes contaminados o algo similar. Esta es la etapa que vemos en el versículo 13. La contaminación se produce cuando ella se prende de él y lo besa. Hay un contacto y se lleva a cabo la transferencia.

La siguiente etapa de la enfermedad es la infección. Yo creo que la infección ocurre en Proverbios 7:21.

    Proverbios 7:21
    Con palabras persuasivas lo convenció; con lisonjas de sus labios lo sedujo.

A esta altura no es simplemente un asunto de seducción y de contaminación. Ahora él ha cruzado la línea y pasó a ser un participante activo. Es en este punto del versículo 21 que ella “con palabras persuasivas lo convenció”. Lo sedujo con lisonjas de sus labios. Él ahora es partícipe de esto. El que haya sido convencido significa que él lo acepta.

La siguiente etapa de la enfermedad es la enfermedad misma.

    Proverbios 7:23 (RV89)
    hasta que una flecha le atraviesa el hígado.

El hígado es un órgano vital. Recuerde que dije que la enfermedad es un estado en que la infección comienza a afectar los sistemas que sostienen la vida y las funciones del cuerpo. Esto es lo que tenemos aquí. Sólo tenemos un hígado, y no podemos vivir sin él. Y una flecha (recuerde que previamente dijimos que las palabras son como flechas y dardos encendidos), ha atravesado su hígado.

La etapa final de la enfermedad es la muerte.

    Proverbios 7:27
    Su casa lleva derecho al sepulcro;

El sepulcro representa la muerte.

    Proverbios 7:22
    Y él en seguida fue tras ella, como el buey que va camino al matadero;

Aún no ha sido matado, porque está en la etapa de enfermedad. Sin embargo, está siendo guiado en esa dirección.

    Proverbios 7:22
    … como el ciervo que cae en la trampa…

La trampa [el lazo] es la que finalmente matará a ese ciervo.

    Proverbios 7:23
    … como el ave que se lanza contra la red…

Nuevamente, la red es la trampa que matará al ave.

    Proverbios 7:23
    …sin saber que en ello le va la vida.

Quedé asombrado cuando vi esto. Recuerde que el Evangelio de Juan dice:

    Juan 10:10
    El ladrón [Satanás] no viene más que a robar, matar y destruir.

Mi asombro es enorme al comprobar que en Proverbios, capítulo 7, podemos ver los principios de la ignorancia, la exposición, la contaminación, la infección, la enfermedad, y la muerte. Dios lo dejó por escrito hace más de tres mil años para enseñarle a este hijo joven.

    Proverbios 7:1
    Hijo mío, pon en práctica mis palabras y atesora mis mandamientos.

¡Esto sí que es impactante! Dios no tiene que especificar: “Ignorancia – exposición – contaminación – infección – enfermedad - muerte”; sin embargo esto es, en efecto, lo que Dios muestra. Así es como podemos aplicarlo. Esto es exactamente lo que se enseña en los cursos de desechos tóxicos con respecto a la propagación de enfermedades y sus riesgos, y cómo afectan nuestro cuerpo. Y aquí lo tenemos, en Proverbios, capítulo 7. Es absolutamente impresionante cómo Dios ha trazado esta lección.

Pablo Pereyra:
Presión – placer - dolor

Otra lección que podemos aprender de las tácticas del Enemigo es lo que yo llamo el ciclo presión – placer – dolor. Satanás trabaja aplicando presión. La presión que él aplica es específicamente en el campo del placer y en el campo del dolor. ¿Recuerda que en el versículo 13 ella se prendió de él? La presión está presente cuando usted toma firmemente algo. Para hacer esto, es necesario aplicar presión. Ella se prendió de él. Además, es escandalosa y descarada. La presión también se siente cuando nos llegan ruidos de alto volumen y amplitud. ¿Cuál fue, específicamente, la presión que ella aplicó? Queda claro que fue una presión de naturaleza sexual, que apela al placer. En el versículo 21 vimos palabras persuasivas. Es una presión muy intensa, por medio del uso de palabras. Además, en el versículo 21 ella lo seduce con sus palabras lisonjeras. Satanás sabe cuál es nuestro punto débil. Él vendrá a usted con el señuelo del placer y luego, de repente, da un paso atrás y viene con el señuelo del dolor. Este dolor es específicamente a partir del intento de presionarlo a usted para que se aleje de la Palabra de Dios. Quizá no necesariamente sea un dolor físico, sino un dolor o molestia emocional. Debe resistir cuando usted atraviesa lo que cree que es un ataque. Una vez que resistió, Satanás quizá se aleje de usted para atacar a sus hijos, y si no es a sus hijos, quizá a sus nietos. Si va a pararse firme por Dios, Dios le está diciendo que será mejor que esté preparado. Van a haber ataques, y van a venir en forma de placer y de dolor. ¿Dónde está el dolor en Proverbios, capítulo 7? Pues bien, yo considero la infección, la enfermedad y también la muerte, como cosas dolorosas.

    Proverbios 7:22
    Y él en seguida fue tras ella, como el buey que va camino al matadero;

Esto no suena muy placentero. Ciertamente está en contraste con el placer de la seducción sexual en los versículos 14 al 18. ¿Y qué me dice del ciervo que cae en la trampa del lazo? Probablemente sea atroz ser asfixiado por una soga al cuello. ¿Qué me dice de la flecha que atraviesa el hígado? Eso suena muy doloroso. ¿Y del ave que vuela hacia la red? Satanás lo presionará con placer o con dolor. Si se rinde al placer, terminará en dolor. Realmente dolerá.

Yo creo que la presión es como la que vemos en el cuento de cómo hervir un sapo. Se lo coloca en una olla de agua fría y lentamente se incrementa el calor. Recuerdo años atrás, cuando mi padre trajo una langosta a casa. Él tenía esta olla de agua hirviendo y trató de poner a la langosta en la olla, comenzando por la cola. Nunca he visto a una langosta crujiendo y zigzagueando tanto. ¿Cuál es la manera correcta de hacerlo? Primero se lo coloca de cabeza y luego se lo hierve. Eso es lo que Satanás puede tratar de hacer con nosotros. Él puede atacar frontalmente y venir directo a nosotros. Hay muchos registros de esto en la Palabra de Dios. Pero muchísimas veces el ataque es subir gradualmente la temperatura al punto de que la persona ni siquiera siente que está siendo cocinado. Por eso Dios dice que las malas compañías corrompen el buen carácter. No sucede de la noche a la mañana. Como dice un viejo dicho: “Júntate con perros y pronto tendrás pulgas”. He visto esto en mi vida, y lo he visto en la vida de muchos otros, cuando uno comienza a juntarse con las personas equivocadas o las malas influencias. Por eso Dios dice en Corintios:

    1 Corintios 15:33 (RV2000)
    No erréis; los malos compañeros corrompen el buen carácter.

¿Puede ver, aquí en Proverbios capítulo 7, que esta es una lección acerca de las tácticas del Enemigo? Hemos visto que Satanás ataca a través de nuestros sentidos. Una de las formas en que hace esto es por medio de las palabras. ¿Y qué me dice acerca de la presión – placer – dolor? ¿Y del paradigma espiritual de la enfermedad, y cómo refleja el paradigma físico?

Rechazo y rebeldía

En Proverbios 7 podemos encontrar algunas otras lecciones. Con frecuencia, el rechazo y la rebeldía están presentes; de hecho, Satanás primero rechazó a Dios, y luego se rebeló contra Él. Rechazo y rebeldía son parte de la naturaleza misma de Satanás. Por años, al intentar ayudar y trabajar con personas que han sido atrapadas en diferentes situaciones y ataduras demoníacas, he visto que el rechazo y la rebeldía están siempre presentes. Muchas veces en mi vida personal, las ocasiones en que me he involucrado en graves problemas fueron debido a asuntos de rechazo que terminaban provocando algún comportamiento rebelde.

    Proverbios 7:11
    Como es escandalosa y descarada…

El descaro es rebeldía. Recuerde que Dios dice:

    1 Samuel 15:23
    La rebeldía es tan grave como la adivinación…

La adivinación es idolatría. Yo creo que Proverbios 7 es una completa lección sobre adulterio, o idolatría, espirituales.

    Proverbios 7:19-20
    (19) Mi esposo no está en casa, pues ha emprendido un largo viaje.
    (20) Se ha llevado consigo la bolsa del dinero, y no regresará hasta el día de luna llena.

Esta no es una prostituta soltera. Es una mujer casada. Observe el rechazo a su marido, el rechazo a sus votos matrimoniales. ¿Qué me dice del comportamiento rebelde de mancillar la santidad y pureza de su lecho matrimonial? Observe el engaño que ella está empleando. Está engañando al joven, y también está traicionando los votos y el compromiso que le ha jurado a su marido. Además, preste atención a su astuta planificación. Ella observó que su marido se llevó la bolsa de dinero, con lo cual concluyó que no iba a retornar hasta el día de luna llena.

    Proverbios 7:10
    …con solapadas intenciones.

¿Qué más podemos aprender de esto? El rechazo y la rebeldía están siendo demostrados a través del descaro evidente en el rechazo a su marido, sus votos matrimoniales, el comportamiento rebelde de mancillar su lecho matrimonial, su promiscuidad sexual, y su engaño o sus solapadas intenciones. Recuerde que en el versículo 12 habla de su acecho. Acechar es un movimiento activo; está allí afuera. Es sutil, pero ella tiene una muy activa participación en esto. La tentación está en cada esquina.

Orgullo

Ya mencioné que generalmente encontramos que el orgullo está involucrado. Yo creo que ésta es exactamente la lección que Dios está intentando darnos.

    Proverbios 7:15
    Por eso he venido a tu encuentro; te buscaba, ¡y ya te he encontrado!

Nuevamente, generalmente siempre se apela al ego o al yo. Recuerdo participar de un seminario hace unos años, y una de las declaraciones del disertante fue: “Es el orgullo el que siempre nos mantiene en pecado”. La solución al orgullo es la humildad. Debemos someternos unos a otros. Si he pecado contra mi hermano, debo ir y confesar mi pecado y pedirle perdón.

    2 Corintios 2:11
    para que Satanás no se aproveche de nosotros, pues no ignoramos sus artimañas.

El contexto de este versículo es el perdón. Toda una lección está escrita aquí, acerca del orgullo. Repito, el pecado de Satanás fue su propio orgullo, cuando, considerándose mejor que todos, se levantó y dijo: “Usurparé a Dios. Ascenderé al trono del cielo”.

Ocultación

Además, mencioné anteriormente en Proverbios 7:14 el comportamiento religioso enmascarado que allí se pudo ver. Muchas veces Satanás se oculta detrás de las buenas causas. Quizá no necesariamente sea en cuanto a la religión, pero ciertamente puede serlo. Se han cometido muchas maldades en nombre de la religión. Tal fue el caso durante el período del Oscurantismo en la Edad Media y en la Inquisición. Algunas se siguen cometiendo hoy en día.

Debemos ser muy cuidadosos y no ocultarnos nunca detrás de actitudes y fachadas religiosas, porque esta es una de las formas en que trabaja Satanás. Ni siquiera deben ser religiosas en un sentido tradicional; puede ser una causa para la “madre Tierra”, o una causa como el calentamiento global. No estoy en contra de estas cosas. Estoy convencido de que debemos administrar y cuidar nuestros recursos, pero muchas veces he visto que las personas son seducidas para desviarlas de los verdaderos planes y propósitos de Dios.

La respuesta de Dios

Veamos el versículo 24, ya que en última instancia esa es la lección de Proverbios, capítulo 7. Ciertamente, Dios nos revela las tácticas, formas, métodos y accionar del Enemigo. Y para defendernos, Dios nos da la respuesta aquí.

    Proverbios 7:24
    Así que, hijo mío, escúchame; presta atención a mis palabras.

Es claro que gran parte de la respuesta es que debemos escuchar a Dios y prestarLe atención. Por eso en Salmos leemos:

    Salmo 119:11
    En mi corazón atesoro tus dichos para no pecar contra ti.

Es necesario que prestemos atención a Dios. Debemos escucharLo.

    Proverbios 7:25
    No desvíes tu corazón hacia sus sendas, ni te extravíes por sus caminos.

Este es un principio importantísimo. Debemos guardar nuestros corazones. Esa es la clave para la liberación: guardar nuestro corazón y prestar atención; escuchar lo que dice Dios. Proverbios 7:1 establece un paralelo. Como en un emparedado, Dios coloca todas estas lecciones acerca de las tácticas del Enemigo entre la primera y la última parte de este capítulo del libro de Proverbios.

    Proverbios 7:1-2a
    (1) Hijo mío, pon en práctica mis palabras y atesora mis mandamientos.
    (2) Cumple con mis mandatos, y vivirás…

Dios dice que guardemos Sus mandamientos, que los atesoremos y que pongamos en práctica Sus palabras. Nótese que utiliza imperativos. Observe cómo termina el versículo 2:

    Proverbios 7:2b
    …cuida mis enseñanzas como a la niña de tus ojos.

Cuídalas como cuidarías lo más preciado de tu vida.

    Proverbios 7:3
    Llévalos atados en los dedos; anótalos en la tablilla de tu corazón.

Es el cuidado de nuestro corazón y el sembrar la Palabra de Dios en nuestros corazones lo que nos mantendrá protegidos de las tácticas del Enemigo.

Conclusión

Mencioné a mis nietos mirando dibujos animados en los que se exhiben magos y brujas y reinas del hielo y hechizos. Sin embargo, nada puede ser más poderoso que enseñarles a nuestros niños las lecciones que Dios tiene para nosotros aquí en Proverbios 7. Después de todo, Dios dice que es para advertir al ingenuo, para la persona que no ha sido educada, que no ha aprendido acerca de los asuntos espirituales. No necesariamente está relacionado con la edad.

Cuando pienso en mi propia vida desearía que me hubiesen transmitido estas lecciones cuando yo era joven. Habría sido muy poderoso. Creo que es importante enseñar que el Enemigo está allí afuera, y que Dios no quiere que ignoremos sus ardides. Es necesario que enseñemos acerca de cómo Satanás va a apelar a nuestros sentidos. Y que el modo en que hará esto es utilizando palabras para atacar: palabras seductoras, ruidosas, desafiantes, persuasivas, y endulzadas. Ellas son los dardos encendidos del maligno. Él va a trabajar por medio de engaños, rumores, chismes, calumnias, y entrometiéndose. Es muy importante que enseñemos el paradigma de la enfermedad espiritual, y cómo ésta tiene un paralelismo con la enfermedad física. Debemos instruir a nuestros jóvenes acerca de estas cosas, ya que sólo a través del conocimiento adquirimos la capacidad para superar nuestra ignorancia. Es necesario educarlos acerca de la ignorancia espiritual, la exposición espiritual, la contaminación, la infección, la enfermedad y la muerte. Después de todo, Dios colocó todos estos temas en Proverbios 7, y está dirigida a “hijo mío”. Además, es necesario que enseñemos acerca de cómo Satanás aplica presión específicamente para darnos placer o causarnos dolor, y apelando a nuestro orgullo.

Además, Satanás trabajará a través del rechazo y la rebeldía. Va a esconderse y a acechar y a encubrir. Él ciertamente esconderá sus motivos y los encubrirá detrás de actividades religiosas o causas que suenan bien intencionadas. La respuesta a todo esto es Dios. Proverbios 7 no es sólo una ilustración que Dios utiliza acerca del modo en que se une un hombre con una mujer adúltera o maligna; porque después de todo, este hombre también es maligno, cuando cede ante ella. Esto es mucho más que una ilustración de un ingenuo con una adúltera: es una lección diseñada para exponer grandes verdades. Proverbios 7 revela la lucha entre el bien y el mal, lo correcto y lo incorrecto, y la luz y la oscuridad. Revela idolatría. La Biblia no es un antiguo libro que no tiene relevancia en estos días. Salomón enseñó estas lecciones hace más de tres mil años y son completamente relevantes hoy en día.

Por eso es necesario que transmitamos esto a nuestros jóvenes hoy, para que puedan estar adecuadamente preparados para ser capaces de permanecer firmes en las trincheras de la guerra espiritual. Esta es una guerra espiritual desatada entre Dios y Satanás, y nosotros estamos en medio del fuego cruzado.

Pero Dios nos ha provisto en todo. Proverbios 7 es una lección maravillosa de cómo algunas verdades de Su Palabra Dios no las muestra abiertamente. Ahora bien, si tenemos el deseo de escudriñarla como a oro fino, hallaremos estas verdades. Debemos obedecer las Palabras de Dios; debemos atesorar Sus mandamientos. Debemos guardar Sus enseñanzas; debemos atarlas a nuestros dedos, y debemos escribirlas en las tablas de nuestros corazones. Por eso, con toda convicción, en Spirit & Truth Fellowship International podemos decir que necesitamos esforzarnos por encontrar estas verdades y buscarLo a Dios con todo nuestro corazón. Por eso decimos que “¡La Verdad importa: difunda la Palabra!”

(traducción de Pablo Pereyra)
Publicado originalmente en http://www.truthortradition.com/spanish/modules.php?name=News&file=article&sid=138

JoséE.Irrizary:
Extenso pero interesante y aleccionador.

Navegación

[0] Índice de Mensajes

Ir a la versión completa