Las Caricias Amorosas

Autor Tema: Las Caricias Amorosas  (Leído 1911 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado 'Fernando'

  • Supervisor Sección Amistad/Cumpleaños/FestejosEspeciales/Tu Foto
  • Supervisor Amistad Cristiana
  • ******
  • Mensajes: 34628
  • ¡ Jazack !
    • Ver Perfil
Las Caricias Amorosas
« en: Junio 08, 2010, 02:22:48 pm »
La Biblia y Las caricias amorosas"

Frecuentemente la Biblia menciona las caricias amorosas como expresiones apropiadas y hermosas de amor. A menudo se dice que los hombres cristianos de la Biblia se besaron uno al otro. Suponemos que tal beso era en la mejilla.

Los hombres más nobles en algunos países europeos se abrazan uno al otro y se besan uno al otro en la mejilla como una expresión de amor o admiración.

Así lo hicieron en los tiempos bíblicos. Así le besó Jacob a su padre, Isaac (Génesis 27:27). Así Jacob y Esaú se besaron uno al otro (Génesis 33:4).

Así José besó a sus hermanos (Génesis 45:15). Así se besaron el uno al otro Jonatán y David (1 Samuel 20:41). Así besó David a su hijo Absalón (2 Samuel 14:13). Así Absalón besó a los hombres de Israel y robó el corazón del Rey David
 (2 Samuel 15:5).

Entre los creyentes del Nuevo Testamento, el abrazo y el beso eran frecuentemente usados como una expresión de amor fraternal. Una escena tierna se describe cuando Pablo vino a Mileto. Y allá se congregaron los ancianos de la iglesia de Efeso para encontrarle. Pablo percibió que nunca más les vería a ellos otra vez, entonces hubo gran llanto de todos; y echándose al cuello de Pablo, le besaban, lo hicieron estos hombres piadosos con lágrimas (Hechos 20:37). En el Nuevo Testamento cinco veces los creyentes son mandados a salu-darse unos a otros con ósculo santo, o el beso de amor frater-nal (Romanos 16:16, 1 Corintios 16:20, 2 Corintios 13:12, 1 Tesalonicenses 5:26, 1 Pedro 5:14).

Suponemos que en casi todos los casos, no de todos, se propuso que los hombres cristianos debían saludar a los hombres cristianos con un beso y las mujeres debían saludar a las mujeres cristianas de la misma manera. Por lo menos debemos entender que las caricias y el afecto fueron alentados, con las tradiciones decorosas. Estas son las expresiones normales de corazones cariñosos bajo el debido resguardo.

Bajo el resguardo de ser parientes, el beso en hombres y mu-jeres es generalmente apropiado. Por ejemplo, el beso de un padre y su hija. Así besó Labán a sus hijas casadas y sus nie-tos (Génesis 31:55). Jacob besó a su prima Raquel (Génesis 9:11). Sin duda alguna ese primer beso fue basado en ser pa-rientes. Sin embargo, desde aquel día parece que fueron enamorados y luego se casaron.

Así vemos que los vínculos fuertes de afección natural reguardados por carácter y el sentido de responsabilidad, hacen correctos los besos entre padre e hija, madre e hijo, y en otros casos donde hay consanguinidad y donde sea controlada correctamente la atracción sexual.

Parece que fue agradado el Salvador con el cariño del apóstol Juan quien estaba cerca del pecho de Jesús (Juan 13:23-25). También fue agradado cuando una mujer pecadora vino a Jesús para recibir el perdón de su pecado, llorando, comenzó a regar con lágrimas sus pies, y los enjugaba con sus cabellos (Lucas 7:36-50).

Por largo rato ha sido la costumbre en unos círculos cuando un pastor piadoso tiene la ceremonia de bodas para una novia quien ha sido criada en su iglesia, que él debía darla un beso de felicidad y cariño, un beso casto en la mejilla como haría un padre. Seguramente, en casos de una larga amistad, el mismo que tal vez la guío a Cristo, la bautizó a la pequeña chica, ya una madura señorita, sin ofensa o injuria podría expresar su cariño y felicidades en esa manera. Y también, otros haciendo lo mismo, respetuosamente, serían sin culpa.

Bajo los debidos resguardos y el obedecer a las tradiciones decorosas, las caricias pueden ser apropiadas y buenas.
Estoy diciendo que las caricias deben ser hermosas y benditas, deben venir del corazón, jamás deber guiarnos mal, sino hacernos más ricos y más alegres y más fuertes para hacer lo correcto.

Porque las caricias son destinadas para ser cosas santas y hermosas, deben ser resguardadas como todas las cosas san-tas. La historia de Lot, borracho cometiendo incesto con sus dos hijas muestra que las caricias pueden ser vergonzosas cuando el alcohol destruye las restricciones naturales del amor paternal.

La historia de Amón con su amor y vergonzosa violación de su media hermana, Tamar (2 Samuel 13:1-14) muestra que debe haber una debida cautela para evitar la tentación y el pecado aún entre hermano y hermana. Por supuesto, la verdad es que los malos y licenciosos hombres y mujeres pueden hacer profano y vil lo que debe ser santo y puro.

Continuara.




♥ The Name Of Jesus Lifted High ♥

Desconectado dadAito

  • Almirante
  • *****
  • Mensajes: 7697
  • Sexo: Masculino
  • Marco la diferencia!!! Hago que las cosas sucedan
    • Ver Perfil
    • http://www.tabernaculo.net/
Re:Las Caricias Amorosas
« Respuesta #1 en: Junio 08, 2010, 06:22:41 pm »


Continuara.




En espera de mas amterial para seguir leyendo :)  Gracias por el aporte

Desconectado 'Fernando'

  • Supervisor Sección Amistad/Cumpleaños/FestejosEspeciales/Tu Foto
  • Supervisor Amistad Cristiana
  • ******
  • Mensajes: 34628
  • ¡ Jazack !
    • Ver Perfil
Re:Las Caricias Amorosas
« Respuesta #2 en: Junio 12, 2010, 01:39:10 pm »


Continuara.




En espera de mas amterial para seguir leyendo :)  Gracias por el aporte

Aqui viene otra parte!


♥ The Name Of Jesus Lifted High ♥

Desconectado 'Fernando'

  • Supervisor Sección Amistad/Cumpleaños/FestejosEspeciales/Tu Foto
  • Supervisor Amistad Cristiana
  • ******
  • Mensajes: 34628
  • ¡ Jazack !
    • Ver Perfil
Re:Las Caricias Amorosas
« Respuesta #3 en: Junio 12, 2010, 01:40:40 pm »
La Biblia nos da una exposición hermosa de amor matrimonial casto y puro. Los Cantares de Salomón relata la historia del novio y la novia. Creo que el libro muestra el amor de Cristo para su iglesia y la iglesia para Cristo. Pero también muestra el amor, el éxtasis, y el gozo mutuo de un joven y la señorita cuyo amor ya les guió al matrimonio.

En los Cantares de Salomón cada novio puede hallar algo de su regocijo acerca de la hermosura del cuerpo de su esposa y la dulzura de su entrega. Pensamos que Salomón está descrito como el novio. Así habló:

He aquí que tú eres hermosa, amiga mía; he aquí que tú eres hermosa; Tus ojos entre tus guedejas como de paloma; Tus cabellos como manada de cabras Que se recuestan en las la-deras de Galaad. Tus dientes como manadas de ovejas tras-quiladas, Que suben del lavadero, Todas con crías gemelas, Y ninguna entre ellas estéril. Tus labios como hilo de grana, Y tu habla hermosa; Tus mejillas, como cachos de granada detrás de tu velo. Tu cuello, como la torre de David, edificada para armería; Mil escudos están colgados en ella, Todos escudos de valientes...Toda tú eres hermosa, amiga mía, Y en ti no hay mancha. – Cantares 4:1-4, 7

Y otra vez habla el esposo:
¡Cuán hermosos son tus pies en las sandalias, Oh hija de príncipe! Los contornos de tus muslos son como joyas, Obra de mano de excelente maestro. Tu ombligo como una taza redonda Que no le falta bebida. Tu vientre como montón de trigo Cercado de lirios. Tus dos pechos, como gemelos de ga-cela. Tu cuello, como torre de marfil; Tus ojos, como los es-tanques de Hesbón junto a la puerta de Bat-rabim; Tu nariz, como la torre del Líbano, Que mira hacia Damasco. Tu cabeza encima de ti, como el Carmelo; Y el cabello de tu cabeza, co-mo la púrpura del rey Suspendida en los corredores. ¡Qué hermosa eres, y cuán suave, Oh amor deleitoso! Tu estatura es semejante a la palmera, Y tus pechos a los racimos. Yo dije: Subiré a la palmera, Asiré sus ramas. Deja que tus pechos sean como racimos de vid, Y el olor de tu boca como de manzanas, Y tu paladar como el buen vino, Que se entra a mi amado suavemente, Y hace hablar los labios de los viejos. – Cantares 7:1-9

Esta es tierra santa. Debe leer estas Escrituras reverentemen-te; y tal romance es para el marido y su esposa, por supues-to. Es apropiado y el plan de Dios evidentemente es que el marido debe estar orgulloso de las hermosuras del cuerpo de su esposa, y que ella sea hermosa para él. Pero el cuadro da-do aquí sería manchado y profano si representó solamente las caricias sensuales entre dos personas que no se han dado uno al otro para toda la vida, dos personas cuyos cuerpos no han hecho una sola carne, dos personas que no se han prometido completamente el uno por el otro.

Pienso que es apropiado mencionar aquí también como mues-tra la Escritura los sentimientos de la esposa hacia su marido “¡Oh, si él me besara con besos de su boca! Porque mejores son tus amores que el vino”. Cantares 1:13-17; 2:4-6

Del amor puro matrimonial, dice Cantares 8:6-7 que este amor es tan fuerte como la muerte. No se puede apagar con agua ni ser ahogado por los diluvios ni comprado por todas las posesiones de uno. Pero tiene que ser puro amor matrimonial con ambos cónyuges dándose uno al otro completamente y con su amor limpio del pecado, porque “los celos son tan crueles como la tumba”.

Las Escrituras precedentes son la Palabra inspirada de Dios. Son santas; son buenas. Deben ser leídas reverentemente. El Dr. Schofield dice: “No hay otro lugar en las Escrituras donde la mente no espiritual recorra un terreno tan misterioso e in-comprensible como en este libro, mientras que a través de los siglos las almas más piadosas han encontrado aquí una fuente de genuino y exquisito deleite. Que el amor del divino Esposo corresponda a todas las analogías de la relación sexual parece incorrecto solamente a aquellas mentes que son tan ascéticas que consideran no santo el mismo deseo sexual”.

”. La libertad absoluta de caricias y el romance es correcto dentro del matrimonio. “Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación” (Santiago 1:17). En el huerto de Edén Adán y Eva, quienes fueron tan puros e implacables como los ángeles de Dios, estaban desnudos y no tenían vergüenza (Génesis 2:25).

”. La libertad absoluta de caricias y el romance es correcto dentro del matrimonio. “Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación” (Santiago 1:17). En el huerto de Edén Adán y Eva, quienes fueron tan puros e implacables como los ángeles de Dios, estaban desnudos y no tenían vergüenza (Génesis 2:25).

Pero todo esto está propuesto para gente casada, y claramen-te es malo y vil cuando las caricias son un asunto de concu-piscencia, profano, sin restricciones, sensualidad sin carácter, en vez del debido y santificado amor matrimonial.

Evidentemente tenía intención de que el romance íntimo y las caricias guíen a las relaciones sexuales. Eso quiere decir que las caricias son para gente casada.

También es bien claro en las Escrituras que los besos y las caricias, afuera del matrimonio, muchas veces guían al adulte-rio. Por ejemplo, nos dice en Proverbios 7 como un joven falto de entendimiento está siendo guiado al pecado por una rame-ra. “Se asió de él, y le besó. Con semblante descarado le di-jo...Ven, embriaguémonos de amores hasta la mañana; alegrémonos en amores” (Proverbios 7:13-18).

Así los besos y la adulación y el placer del cuerpo de una mu-jer pueden guiar al adulterio. La Escritura dice claramente en Proverbios 5:15-23 que ciertos privilegios de caricias son para el matrimonio solo y nadie más. “Y alégrate con la mujer de tu juventud, como sierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo, y en su amor recréate siempre”. Así dice el Señor. Están reservadas estas intimidades para el esposo y la esposa. Al contrario pueden guiar al adulterio y traer la maldición de Dios.

Varias veces habla Dios de acariciar los senos en relación con el pecado de la prostitución o el adulterio. Ejemplo: Ezequiel 3:8, 21. La Palabra de Dios revela el castigo en este caso del adulterio en Deuteronomio 22:28-29: Cuando algún hombre hallare a una joven virgen que no fuere desposada, y la toma-re y se acostare con ella, y fueren descubiertos; entonces el hombre que se acostó con ella dará al padre de la joven cin-cuenta piezas de plata, y ella será su mujer, por cuanto la humilló; no la podrá despedir en todos sus días.

Apenas se nota en esta versión Reina-Valera de la Biblia que es una indicación que las caricias, o para que un hombre toque el cuerpo de una mujer, precede y frecuentemente guía al adulterio. La palabra hebrea taphas, traducida aquí “la tomaré” se traduce también manejar, meter, tocar, tener, sostener, atrapar, prender y siete veces tomar. La palabra usada aquí acerca de un hombre tomando una joven virgen, básicamente quiere decir “tocar”. Y el “tocar” naturalmente guiará al adulterio, como indica este versículo.

Otra provisión importante de la Ley Mosaica dada en Deutero-nomio 25:11-12 que dice: “Si algunos riñeren uno con otro, y se acercare la mujer de uno para librar a su marido de mano del que le hiere, y alargando su mano asiere de sus partes vergonzosas, le cortarás entonces la mano no la perdonarás”. ¿Podría ser alguna evidencia más fuerte del peligro y la maldad de los hombres y las mujeres afuera del matrimonio tomando libertad con los cuerpos de otras personas?

Pastor: Nicolas G.


♥ The Name Of Jesus Lifted High ♥

Desconectado amiga mexicana

  • Comandante en Jefe
  • ******
  • Mensajes: 20965
  • Sexo: Femenino
  • GSB
    • Ver Perfil
    • GENERACION SIN BARRERAS
Re:Las Caricias Amorosas
« Respuesta #4 en: Junio 14, 2010, 09:06:33 pm »
Muy bueno Fer, Dios hizo las caricias para mostrar afecto, la madre a su hijo ó el Padre, y entre parejas hay que usar la prudencia y el tiempo  ;) se que saben a que me refiero :)

un abrazo fraternal

Desconectado 'Fernando'

  • Supervisor Sección Amistad/Cumpleaños/FestejosEspeciales/Tu Foto
  • Supervisor Amistad Cristiana
  • ******
  • Mensajes: 34628
  • ¡ Jazack !
    • Ver Perfil
Re:Las Caricias Amorosas
« Respuesta #5 en: Junio 14, 2010, 09:10:56 pm »
Asi es, y muchas gracias por tomar algo de tu tiempo y pasar a leer.


♥ The Name Of Jesus Lifted High ♥

Desconectado JoséE.Irrizary

  • Administrador
  • Equipo Administrativo
  • ******
  • Mensajes: 108874
  • Sexo: Masculino
    • Ver Perfil
Re:Las Caricias Amorosas
« Respuesta #6 en: Junio 21, 2010, 09:31:27 pm »
Dejando huella de mi lectura . (:31:)
''Asegúrate de que aquello por lo cual vives, es algo por lo cual vale la pena morir.''
JoséE.Irrizary

Desconectado amiga mexicana

  • Comandante en Jefe
  • ******
  • Mensajes: 20965
  • Sexo: Femenino
  • GSB
    • Ver Perfil
    • GENERACION SIN BARRERAS
Re:Las Caricias Amorosas
« Respuesta #7 en: Junio 22, 2010, 04:53:58 pm »
Asi es, y muchas gracias por tomar algo de tu tiempo y pasar a leer.
hay temas q valen la pena detenerse y tambien dar un punto de vista ;)

Desconectado 'Fernando'

  • Supervisor Sección Amistad/Cumpleaños/FestejosEspeciales/Tu Foto
  • Supervisor Amistad Cristiana
  • ******
  • Mensajes: 34628
  • ¡ Jazack !
    • Ver Perfil
Re:Las Caricias Amorosas
« Respuesta #8 en: Junio 22, 2010, 06:19:06 pm »
Asi es, y muchas gracias por tomar algo de tu tiempo y pasar a leer.
hay temas q valen la pena detenerse y tambien dar un punto de vista ;)

ya lo creo.


♥ The Name Of Jesus Lifted High ♥

Desconectado 'Fernando'

  • Supervisor Sección Amistad/Cumpleaños/FestejosEspeciales/Tu Foto
  • Supervisor Amistad Cristiana
  • ******
  • Mensajes: 34628
  • ¡ Jazack !
    • Ver Perfil
Re:Las Caricias Amorosas
« Respuesta #9 en: Julio 04, 2010, 03:18:10 pm »
¡El amor apasionado y los deseos físicos estimulados frecuentemente; abruman la razón y vencen la voluntad!

-Bueno es recordar que el sexo es de Dios. Preparó Dios los cuerpos de hombres y mujeres para que cada uno sintiera una necesidad para el otro. Luego los dos, unidos en matrimonio santo, podrían tener una parte de la reproducción de la raza humana.

-Por el plan de Dios, la naturaleza ha sido arreglada para que el amor completo del hombre y su esposa les guiara a la relación sexual y la concepción de hijos.

-En otras palabras, planeó Dios que en el curso natural de los acontecimientos todos los matrimonios normales resultará en debida forma y automáticamente en el nacimiento de los hijos.

-Así el romance estimula los deseos sexuales. Pero cuando, afuera del matrimonio, el deseo sexual se estimula por las caricias, puede vencer todas las limitaciones. La modestia, crianza cristiana, pureza de corazón, buenas intenciones, fuerza de voluntad, todas estas cosas pueden ser rotas en presencia del deseo sexual excitado.

-En otras palabras, el instinto sexual es un asunto automático. Es uno de los instintos humanos más poderosos y se dice que es más fuerte que cualquier otro instinto sino lo de la auto-preservación.

-Hombres y mujeres o jóvenes quienes juegan con el sexo por las caricias y por los abrazos y besos probablemente se encontrarán siendo llevados al pecado actual del adulterio, el cual jamás habían planeado.

-Cuando juega la gente con el cuerpo humano, a veces luego las pasiones carnales toman control y son más fuertes que la voluntad, más fuerte que el carácter.

-Debemos recordar que esto es verdad tanto en la mujer como el hombre. Es verdad tanto en los buenos hombres como los malos hombres. El deseo sexual excitado frecuentemente es casi sin control. Se puede ignorar que el deseo sexual dirigido hacia cualquier persona sino su propio cónyuge es pecaminoso y peligroso.

-También se ignora el peligro y el pecado de beber o tomar las drogas, cuando un deseo profundo ha sido estimulado por el hábito prolongado. No obstante el pecado y el peligro están aun.

-Aun el mejor creyente en el mundo, si no puede guardarse de las caricias, tal vez no será bastante bueno para guardarse del adulterio. Se puede estimular la concupiscencia por un cono-cimiento casual (como de paso), como si fuera un deseo sa-grado entre el marido y la esposa.

-Y tanto como el borracho puede hacer promesas con lágrimas y firmar un compromiso y prometer que nunca más le aflija a su esposa por el beber, pero luego, si bebe una cerveza, puede volverse a la embriaguez y perdición otra vez.

-Así un hombre o una mujer pueden romper todos su votos y olvidar todas sus promesas y todo de su amor puro por su cónyuge bajo la fuerza cegadora y paralizadora del alma de un deseo sexual estimulado.

-Asistió una señorita a un baile con su novio con quien iba a casarse. Después de bailar varias veces con un amigo escolar a quien no lo amó, ambos (ella y él) fueron profundamente estimulados y cayeron en el pecado escarlata.

-Llorando más tarde me dijo que no amó a ese joven, sino que aun amaba al joven con quien fue comprometida. Ella había sido llevada al pecado por los instintos físicos, los cuales son perfectamente normales, instintos que tienen toda la gente normal, pero nunca debían ser estimulados sino en el matrimonio por su propio esposo.

-El sexo es un don de Dios. Fue dado para nuestra felicidad y nuestro bien. Fue dado para unir el esposo y la esposa juntos en amor mutuo y devoción por una larga vida. Fue dado para resultar en familias felices e hijos amados.

-Sin embargo, corrompido y perversamente utilizado, contrario a los mandamientos de Dios, el sexo puede hacerse el enemigo más mortal de cualquier hombre o mujer y puede guiar a la horrible ruina.

CONTINUARA>>>> Pastor Nicolás...


♥ The Name Of Jesus Lifted High ♥

Desconectado VictorJaimes

  • Capitán Primero
  • ****
  • Mensajes: 1319
  • Sexo: Masculino
  • Buscad al Señor mientras pueda Señor hallado.
    • Ver Perfil
Re:Las Caricias Amorosas
« Respuesta #10 en: Julio 16, 2010, 12:56:34 am »
Buen tema Fernando
Yo reprendo y disciplino a todos los que amo, sé pues celoso y arrepiéntete.

Desconectado 'Fernando'

  • Supervisor Sección Amistad/Cumpleaños/FestejosEspeciales/Tu Foto
  • Supervisor Amistad Cristiana
  • ******
  • Mensajes: 34628
  • ¡ Jazack !
    • Ver Perfil
Re:Las Caricias Amorosas
« Respuesta #11 en: Julio 17, 2010, 01:12:04 am »
Buen tema Fernando

Gracias por leer.


♥ The Name Of Jesus Lifted High ♥