Dejad que los muertos entierren a sus muertos?

Autor Tema: Dejad que los muertos entierren a sus muertos?  (Leído 6482 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado arturo1

  • Teniente
  • ***
  • Mensajes: 682
    • Ver Perfil
Dejad que los muertos entierren a sus muertos?
« en: Julio 25, 2010, 06:51:45 am »
si fuesemos a hablar de fisica, diriamos que Einstein dijo o Howkins dijo...pero hablaremos de la vida y la muerte segun el evangelio de Cristo y en este caso usaremos la biblia como unica fuente de lo que ella misma dice

dice la palabra de mi Dios "Quien tiene a Cristo, tiene la vida, quien no tiene a Cristo no tiene la vida" es decir esta literalmente muerto en vida

si los que no tienen a cristo son muertos vivientes ¿por que temen morir? si ya estan muertos

esta es la pregunta 18.593 del trivial pursuit del rompecabezas mental existencial de mas de 90% de la poblacion mundial y el otro porcentaje esta compuesto exclusivamente de cristianos nacidos de nuevo que como indica etimologicamente somos resucitados en espiritu y en verdad y no formamos parte del imperio de la muerte, sino del reino de la vida

si no eres cristiano ¿por que temes a la muerte? dado que ya estas muerto segun el evangelio de la gloria del Dios bendito
no me respondas con la teoria de la relatividad

informacion adicional:
yo me gozo en la verdad, si te ries de mi pregunta. el objetivo de que tu mente sea renovada por medio del entendimiento, queda cumplidisimo y si no te ries, tambien

hagas lo que hagas lo has leido y eso ya queda guardado en tu corazon y en tu mente

y el conocimiento de las verdades de Dios es lo que te hara libre

tus risas son una melodia a los oidos de Dios

Desconectado jesus17

  • Soldado
  • *
  • Mensajes: 59
  • Sexo: Femenino
  • alma rescatada
    • Ver Perfil
Re:Dejad que los muertos entierren a sus muertos?
« Respuesta #1 en: Julio 26, 2010, 03:21:18 pm »
¿Cuán religioso debo de ser? ¿Un poco? ¿Pensar en la iglesia de vez en cuando? ¿Leer la bíblia raras veces por el mes? O, ¿hasta lo último? ¿por completo? ¿con todo empeño? ¿Qué significa ser discípulo de Cristo? En algunos paises en la actualidad, me puede costar mucho. Se dice que en Saudi Arabia, por ejemplo, algunos cristianos han sido encarcelados y, según algunos informes, hasta ejecutados por el degüello solo por confesar el nombre de Cristo, y eso en los tiempos recientes (Arabia es un país muslímico, religión muy insegura que no puede defender sus tesis en el debate honorable sino que tiene que recurrir a la violencia para callar las ideas de sus opositores.) Uno puede decir, «sí, sí, pero hay que tener cuidado al estar en otro país y respetar sus costumbres y leyes. Si les es ofensa confesar el nombre de Cristo, entonces, no lo hagas.» ¿Es posible ser cristiano en secreto?
A continuación, pregunto nuevamente, ¿cuánto me cuesta ser un discípulo de Cristo? El texto es tomado de Lucas 9:57-62. La Escritura dice: «Yendo ellos, uno le dijo en el camino: Señor, te seguiré adondequiera que vayas. Y le dijo Jesús: Las zorras tienen guaridas, y las aves de los cielos nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar la cabeza. Y dijo a otro: Sígueme. El le dijo: Señor, déjame que primero vaya y entierre a mi padre. Jesús le dijo: Deja que los muertos entierren a sus muertos; y tú ve, y anuncia el reino de Dios. Entonces también dijo otro: Te seguiré, Señor; pero déjame que me despida primero de los que están en mi casa. Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios.»

Desconectado jesus17

  • Soldado
  • *
  • Mensajes: 59
  • Sexo: Femenino
  • alma rescatada
    • Ver Perfil
Re:Dejad que los muertos entierren a sus muertos?
« Respuesta #2 en: Julio 26, 2010, 03:25:41 pm »
¿Cuánto cuesta ser discípulo de Cristo? ¿Cuánto se exige para ir al cielo cuando muero y gozar la felicidad eterna? La respuesta de Jesús en Lucas 9:57-62 es, primero, «calcular los gastos». Dice Cristo, «las zorras tienen guaridas, y las aves del cielo nidos, mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar la cabeza.» Cristo mismo no tenía la seguridad de casa ni hogar (versículo 53). En el contexto, los samaritanos acabaron de rehusarle albergue en su pubelo. Una teoría que se oye hoy en día de vez en cuando dice que Jesús de Nazaret era rico en los bienes materiales. Además, agrega que nosotros también podemos hacernos ricos solo por aceptar a Cristo. Es un evangelio falso de la salud y las riquezas, pero la bíblia enseña que Cristo era pobre. Además, antes de hacerme cristiano, tengo que calcular los gastos.

La respuesta de Cristo fue un reto implícito. «Si tu quieres seguirme, ¿has calculado cuanto eso le costaría?» Este texto se parece al contenido de Lucas 14:28-33, donde Cristo dice: «Porque quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla? No sea que después que haya puesto el cimiento, y no pueda acabarla, todos los que lo vean comiencen a hacer burla de él, diciendo: Este hombre comenzó a edificar, y no pudo acabar. ¿O qué rey, al marchar a la guerra contra otro rey, no se sienta primero y considera si puede hacer frente con diez mil al que viene contra él con veinte mil? Y si no puede, cuando el otro está todavía lejos, le envía una embajada y le pide condiciones de paz. Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo.» Entonces, para hacerse discípulo, hay que calcular los gastos.

Vivimos un un período de la religión barata, de una salvación instantánea. Pero la realidad bíblica es que el ser discípulo de Cristo puede costarnos lo todo que tenemos.

¿Ha calculado Ud. los gastos? Tengo que estar listo yo para prescindir de toda seguridad material se es necesario para seguir a mi Cristo. Claro que la familia y la casa y las ropas y los alimentos son cosas muy importantes para el hombre, pero no somos mas que peregrinos aquí en este mundo. Hebreos 11:13-16 dice: «Conforme a la fe murieron todos éstos sin haber recibido lo prometido, sino mirándolo de lejos, y creyéndo, y saludándolo, y confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra. Porque los que esto dicen, claramente dan a entender que buscan una patria; pues si hubiesen estado pensando en aquella de donde salieron, ciertamente tenían tiemplo de volver. Pero anhelaban una mejor, eso es, celestial: por lo cual Dios no se avergüenza de llamarse Dios de ellos; porque les ha preparado una ciudad.» Entonces, para hacerse cristiano, Ud. posiblemente tendrá que sacrificar la seguridad terrenal. Pero, en cambio, ¡piense en el carísimo gasto de ser perdido! Marcos 8:36,37 nos pregunta: «Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganre todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma? Para hacerse discípulo, hay que calcular los gastos.

Segundo, para hacerse discípulo, hay que comprometer todo a Cristo (Lucas 9:59.) Un hombre dijo a Cristo: «Señor, déjame que primero vaya y entierre a mi padre.» A lo mejor, hablaba ese hombre de una costumbre de entre los judíos de cuidar por sus padres ancianos, y contemplaba que iba a esperar por varios años, hasta que muriera su padre. O quizás, ya había muerto si padre y el hombre tuvo que esperar por siete días de luto, y después por la distribución de los bienes de su padre, etc. Pero, Cristo le respondió: «Deja que los muertos entierren a sus muertos...» (Lucas 9:60). Efesios 2:1 habla de los muertos espirituales por el pecado. Los muertos espirituales pueden atender a los muertos físicos, pero el hombre de Dios no debe de dejar que las excusas (aún las de tan importancia de sus deberes familiares) estorben su obediencia. Si hay un conflicto entre mi deber cristiano y mi deber familiar, tengo que eligir lo de Cristo.

En vez de atender a la muerte de su padre, ese hombre fue mandado: «y tú vé, y anuncia el reino de Dios» (Marcos 16:15). Proclamar el evangelio de Cristo es lo que cuesta ser discípulo.

En tercer lugar, hay que continuar por la fe, nunca mirando hacia atras (Lucas 9:61,62). «Entonces dijo otro: Te seguiré, Señor; pero déjame que me despida primero de los que están en mi casa. Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios.» Cristo demanda la entrega total—sin condiciones. ¿Miro yo hacia atrás a mis amigos mundanos, a los placeres carnales, al orgullos pecaminoso? Para Cristo, la entrega es total o es nada. Dice en Mateo 12:30: «El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama.» No hay neutraliadad. Cristo quiere la entrega personal y total. Pero también, Cristo exige la entrega inmediata (2 Corintios 6:2, que dice, «ahora el día de salvación.»)

Esa entrega se realiza a través de la fe y la obediencia, no la fe sin la obediencia, tampoco la obediencia carente de la fe, sino la obediencia de la fe. Cristo dice que para ser discípulo de él, hay que calcular los gastos, hay que comprometer todo a Cristo, y hay que continuar por la fe, nunca mirando hacia atrás. Se continúa por la fe al continuar en sus palabras (Juan 8:31). Sus palabras nos mandan creer en su identidad como el Hijo de Dios resucitado (Romanos 10:9,10), arrepentirnos de nuestros pecados (Hechos 17:30,31), confesar a Cristo (Romanos 10:9,10), y ser inmersionado en agua para perdón de los pecados (Hechos 2:38)

Desconectado saray2010

  • Capitan Segundo
  • ****
  • Mensajes: 765
    • Ver Perfil
Re:Dejad que los muertos entierren a sus muertos?
« Respuesta #3 en: Julio 27, 2010, 05:16:04 pm »
Hola!

Citar
La respuesta de Cristo fue un reto implícito. «Si tu quieres seguirme, ¿has calculado cuanto eso le costaría?» Este texto se parece al contenido de Lucas 14:28-33, donde Cristo dice: «Porque quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla? No sea que después que haya puesto el cimiento, y no pueda acabarla, todos los que lo vean comiencen a hacer burla de él, diciendo: Este hombre comenzó a edificar, y no pudo acabar. ¿O qué rey, al marchar a la guerra contra otro rey, no se sienta primero y considera si puede hacer frente con diez mil al que viene contra él con veinte mil? Y si no puede, cuando el otro está todavía lejos, le envía una embajada y le pide condiciones de paz. Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo.» Entonces, para hacerse discípulo, hay que calcular los gastos.

Vivimos un un período de la religión barata, de una salvación instantánea. Pero la realidad bíblica es que el ser discípulo de Cristo puede costarnos lo todo que tenemos.

¿Ha calculado Ud. los gastos? Tengo que estar listo yo para prescindir de toda seguridad material se es necesario para seguir a mi Cristo. Claro que la familia y la casa y las ropas y los alimentos son cosas muy importantes para el hombre, pero no somos mas que peregrinos aquí en este mundo. Hebreos 11:13-16 dice: «Conforme a la fe murieron todos éstos sin haber recibido lo prometido, sino mirándolo de lejos, y creyéndo, y saludándolo, y confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra. Porque los que esto dicen, claramente dan a entender que buscan una patria; pues si hubiesen estado pensando en aquella de donde salieron, ciertamente tenían tiemplo de volver. Pero anhelaban una mejor, eso es, celestial: por lo cual Dios no se avergüenza de llamarse Dios de ellos; porque les ha preparado una ciudad.» Entonces, para hacerse cristiano, Ud. posiblemente tendrá que sacrificar la seguridad terrenal. Pero, en cambio, ¡piense en el carísimo gasto de ser perdido! Marcos 8:36,37 nos pregunta: «Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganre todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma? Para hacerse discípulo, hay que calcular los gastos.

Segundo, para hacerse discípulo, hay que comprometer todo a Cristo (Lucas 9:59.) Un hombre dijo a Cristo: «Señor, déjame que primero vaya y entierre a mi padre.» A lo mejor, hablaba ese hombre de una costumbre de entre los judíos de cuidar por sus padres ancianos, y contemplaba que iba a esperar por varios años, hasta que muriera su padre. O quizás, ya había muerto si padre y el hombre tuvo que esperar por siete días de luto, y después por la distribución de los bienes de su padre, etc. Pero, Cristo le respondió: «Deja que los muertos entierren a sus muertos...» (Lucas 9:60). Efesios 2:1 habla de los muertos espirituales por el pecado. Los muertos espirituales pueden atender a los muertos físicos, pero el hombre de Dios no debe de dejar que las excusas (aún las de tan importancia de sus deberes familiares) estorben su obediencia. Si hay un conflicto entre mi deber cristiano y mi deber familiar, tengo que eligir lo de Cristo.

En vez de atender a la muerte de su padre, ese hombre fue mandado: «y tú vé, y anuncia el reino de Dios» (Marcos 16:15). Proclamar el evangelio de Cristo es lo que cuesta ser discípulo.

En tercer lugar, hay que continuar por la fe, nunca mirando hacia atras (Lucas 9:61,62). «Entonces dijo otro: Te seguiré, Señor; pero déjame que me despida primero de los que están en mi casa. Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios.» Cristo demanda la entrega total—sin condiciones. ¿Miro yo hacia atrás a mis amigos mundanos, a los placeres carnales, al orgullos pecaminoso? Para Cristo, la entrega es total o es nada. Dice en Mateo 12:30: «El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama.» No hay neutraliadad. Cristo quiere la entrega personal y total. Pero también, Cristo exige la entrega inmediata (2 Corintios 6:2, que dice, «ahora el día de salvación.»)

Esa entrega se realiza a través de la fe y la obediencia, no la fe sin la obediencia, tampoco la obediencia carente de la fe, sino la obediencia de la fe. Cristo dice que para ser discípulo de él, hay que calcular los gastos, hay que comprometer todo a Cristo, y hay que continuar por la fe, nunca mirando hacia atrás. Se continúa por la fe al continuar en sus palabras (Juan 8:31). Sus palabras nos mandan creer en su identidad como el Hijo de Dios resucitado (Romanos 10:9,10), arrepentirnos de nuestros pecados (Hechos 17:30,31), confesar a Cristo (Romanos 10:9,10), y ser inmersionado en agua para perdón de los pecados (Hechos 2:38)


Jesus17, no te ofendas  ;D... pero; ¿Exactamente de que organización religiosa o secta estas haciendo propaganda?

Un saludo!