SER FORTALECIDOS EN EL HOMBRE INTERIOR

Autor Tema: SER FORTALECIDOS EN EL HOMBRE INTERIOR  (Leído 2263 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado hgo1939

  • Teniente Coronel
  • ****
  • Mensajes: 2189
  • Sexo: Masculino
  • Cristo y la iglesia. Vida y Edificacion
    • Ver Perfil
SER FORTALECIDOS EN EL HOMBRE INTERIOR
« en: Diciembre 19, 2010, 03:10:49 am »
SER FORTALECIDOS EN EL HOMBRE INTERIOR
Efesios 3:16:”…, el ser FORTALECIDOS con poder en el hombre interior por su Espíritu”;
En segundo lugar, para equiparnos para las reuniones en casa, tenemos que ser fortalecidos en nuestro hombre interior. Pablo oró por esto en Efesios 3:14-19. Doblando sus rodillas ante el Padre, él oró que el Padre les concediera a los creyentes el ser fortalecidos en el hombre interior. Pablo usa varias frases para modificar este fortalecimiento. Oró que el Padre les concediera el ser fortalecidos conforme a las riquezas de Su gloria, con poder, y por medio de Su Espíritu. Dios quiere fortalecerles conforme a las riquezas de Su gloria. No es un asunto sin importancia que Dios haría esto. Dios quiere fortalecerles en el hombre interior, no conforme a la escasez de Su fuerza, sino conforme a las riquezas de Su gloria con poder por medio del Espíritu Santo.
Permítanme ilustrarlo de esta manera. Supongamos que un hermano trabaja todo el día en la oficina bajo mucha presión y regresa a casa completamente agotado. En casa él se ofende por algún miembro de su familia, tal vez de su esposa o de su suegra. A pesar de cuán cansado esté, será tan fuerte en perder la paciencia. Antes de esto si ustedes le pidieran leer una página de un Estudio-vida, él diría: “No, no lo puedo hacer. Estoy agotado”. Luego puede que digan: “Bueno, oremos”. Pero les respondería: “No, no lo puedo hacer. No puedo, estoy muriéndome”. Pero cuando su suegra lo provocó, se fortaleció en su mal genio con las riquezas de la sutileza del diablo. Todo su ser entra en su mal genio. Cuando ustedes regresan a casa de su trabajo agotador tienen que orar: “Padre, concédeme conforme a las riquezas de Tu gloria, con poder, por medio de Tu Espíritu el ser fortalecido en mi hombre interior”. Luego, todo su ser será concentrado en el hombre interior que es su espíritu humano. Aquí pueden ser completamente fortalecidos, pueden orar, y pueden ir a la reunión.
Yo creo que muy a menudo cuando los santos van a las reuniones en casa, un número de ellos están cansados, especialmente en la noche. Ese es el momento oportuno para que sean fortalecidos en el hombre interior. No permanezcan en su cuerpo cansado y agotado. No permanezcan en su mente. No permanezcan en su alma. Debieran orar: “Señor, fortaléceme en mi espíritu”. Luego al ser fortalecidos en su espíritu, pueden vencer el cansancio de su cuerpo y la sensación tediosa en su alma. En los versículos siguientes vemos que el fortalecernos se relaciona con la vida de reunirse. Después de ser fortalecidos en nuestro hombre interior los versículos 17-19 continúan: “para que habite Cristo por medio de la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo, que sobrepasa a todo conocimiento, para que seáis llenados de toda la plenitud de Dios”. “Con todos los santos” indica alguna clase de reunión. El ser fortalecidos para que sean capaces de comprender la medida, las dimensiones de Cristo con todos los santos indica el reunirse. Aun “toda la plenitud de Dios” aquí significa la vida de la iglesia, la expresión de Dios. Yo creo que esto se relaciona con la reunión.
Todos necesitamos estas dos cosas: ser llenados en nuestro espíritu con el Espíritu Santo y ser fortalecidos en nuestro espíritu. Entonces iremos a la reunión con nuestro espíritu llenado. Muchísimas veces cuando vamos a la reunión, llegamos desanimados. Necesitamos ir a la reunión animados, llenados del espiritu. Aunque estemos cansados o aun agotados por el día, debemos ser fuertes en nuestro espíritu.
Esto no es asunto de doctrina; lo que se necesita es mucha práctica. Todos necesitamos practicar el llenar de nuestro espíritu y el fortalecer de nuestro espíritu. Necesitamos practicarlo si somos serios con el Señor para el recobro practico de la vida de iglesia. Necesitamos esto. Si descuidáramos las reuniones en casa y sólo nos preocupáramos por las reuniones grandes, no necesitaríamos mucha práctica. Uno o dos de los que toman la delantera harían todo por nosotros. Ellos llegarían a ser el clero y todos los demás llegarían a ser los legos (laicos). Eso no es la vida de la iglesia. No habría manera para que edifique el Señor Su Cuerpo. La edificación totalmente depende de las reuniones en casa. Así que todos nosotros tenemos que practicar el llenar de nuestro espíritu y el fortalecer en nuestro hombre interior. Entonces seremos llenos del Dios Triuno, llenos de Sus atributos, y seremos fortalecidos en nuestro espíritu. Entonces cuando nos reunamos todos serán equipados para llevar adelante la reunión en casa. Esta es la forma. Espero que esto no sea sólo un mensaje para ustedes, sino un tipo de instrucción que practiquen. Practiquen diariamente para ser llenados en su espíritu y para ser fortalecidos en su hombre interior.
Witness Lee
¡Jesús es el Señor! - Jesus is Lord - Jesus ist der Herr - Yeshua adonai - Gesù è il Signore - Jésus est Seigneur - Ιησους ειναι ο Λορδος - Иисус – Господь - يسوع هو الرب - 耶稣是主 - 主イエスは - Jesus é o Senhor - Jesus är lorden – Jesus är Herre
"Solicitos en guardar la unidad del Espiritu en el vinculo de la paz:
Un Cuerpo, y un Espiritu,... un Señor, una fe, un bautizmo, un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos. Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme ala medida del don de Cristo. Efesios 4: 3-7