BUSCAR:
 Pagina principal | Nuevo testamento | Directorio de música | Mp3 | Links cristianos | Reflexiones | Estudios Bíblicos | Asociados
 Fondos de escritorio | Software | Gifs cristianos | Pasos de vida | Chat cristiano | Consejeria | Sermones en Mp3 |  

(Tiempo para la oración y adoración)

"Invoco al Señor, que es digno de ser alabado, y soy salvo de mis enemigos" (Salmo 18:3).

¿Cómo debes orar y adorar a Dios para fortalecerte en este proceso? Tu oración debe ser con un corazón sincero como lo hace el salmista en el siguiente versículo: " Oye, oh Señor, una causa justa; atiende a mi clamor, presta oído a mi oración, que no es de labios engañosos" (Salmo 17:1)...

Tu oración no solo debe ser un acto de petición por tus necesidades, porque la oración es el momento íntimo para estar en comunión con Dios y "Dios es amor" (1 Juan 4:8) El es tu salvador, tu creador, el centro de tu vida. Llenarse de su amor en adoración y oración es romper el hielo del odio y del temor en tu corazón. Porque cuando sientes el amor de Dios, aprendes a amarte y a amar a tu prójimo.

La adoración delante de su presencia te hace sentir libre y té da nuevas fuerzas y seguridad. Debes entender que la adoración no solo se da en la oración, sino también en todo lo que hagas, para darle gloria y honra al Señor. La adoración y la oración positiva derriba el temor, la ansiedad a lo desconocido y la preocupación porque sientes lo que es ser hijo de Dios y...

"No habéis recibido un espíritu de temor, sino que habéis recibido un espíritu de adopción como hijos, por lo cual clamamos ¡Abba Padre! ( Romanos 8:15).

Así adoró Jesucristo al Padre: ¡Abba Padre! (Papito lindo) en sus momentos de mayor tensión y angustia cuando la hora había llegado y era arrestado en el Huerto de Getsemani (Marcos 14:34-36). Jesús fue fortalecido en esta oración de súplica y adoración. Porque ...

"Dios busca adoradores que le adoren en espíritu y en verdad" (Juan 4:23)

En esta relación, escuchas la voz de Dios dentro de tu corazón y El te habla por medio de su palabra. Cuando sientes su presencia y aceptación incondicional entonces confiesas tus pecados, te liberas y clamas por tus necesidades, con confianza. Dios te escucha como y Padre perfecto y quiere lo mejor para tu vida...

"Me invocaréis y vendréis a rogarme y yo os escucharé, me buscaréis y me encontraréis, cuando me busquéis de todo corazón" (Jeremías 29:12,13).

MEDITACION: SEÑOR ENSÉÑAME A ESTAR EN TU PRESENCIA

Señor enséñame a entrar y permanecer en tu presencia, encontrarte a cada instante, en cada necesidad de mi existencia. Buscarte en los confines de mi soledad interior y centrarme en tu grandeza que rodea mi pequeñez.

Quiero cerrar los ojos y mirar tu cielo inmenso que me rodea pero que al mismo tiempo está dentro de mi. Quiero aprender a levantar mis manos imaginarias para alcanzarte mientras mis rodillas se doblan ante tu paz.

Aprender a buscarte de todo corazón, en mis circunstancias, en mi actividad y en mi descanso. Sobre todo en la necesidad imprevista que trae, como tormenta de angustias, mis luchas internas.

Te invocaré, clamaré, pediré, llamaré, haré todo lo que me dices cuando mi enemigo desconocido me alcance y te buscaré en este lugar donde no hay nada externo que me perturbe para poder escuchar tu voz. Se que te encontraré en el fondo de mi corazón y allí estará también tu respuesta... Vendré al encuentro de protección, de tu sabiduría, de tu consuelo, de tu dirección, de tu paz: al encuentro de mi libertad, tu luz me rodeará. Tu me hablarás y yo te escucharé, pero rendido en tu presencia sintiendo como se acallan los coros de voces de angustia. Yo te hablaré y tu me escucharás, y me responderás. Reconoceré que solo dependo de ti y vendré a rogarte. Se que te encontraré cara a cara, cuando te busque de todo corazón. Enséñame a retener en obediencia tu compañerismo permanente. Enséñame a confiar, a hacerte la voz que dirige mis emociones y mis sentimientos. Quiero encontrarte en todo tiempo. He de llegar con un corazón humillado y encontrarte en oración y adoración.

Tus oraciones deben ser también, de acción de gracias. Deben recalcar el carácter de Dios: de poder, de fidelidad, de sabiduría. Después de clamar y traer todas las necesidades en oración y adoración, debes asumir que El va a responder conforme a su voluntad y en el tiempo propicio. Por tanto actúa en fe y da pasos creyéndole a Dios. No recalques tus peticiones o debilidades en oraciones posteriores porque sin saberlo te estarás predisponiendo mentalmente a lo negativo para que no llegue la bendición. Gracias por haberme liberado de la depresión porque eres mi libertador, por ejemplo, es una forma de orar y desatar la victoria a tu vida. Medita en la palabra de Dios cuando estés solo y en silencio...

ORACION :

"En ti, oh Señor, me refugio; jamás sea yo avergonzado. Líbrame en tu justicia y rescátame, inclina a mí tu oído, y sálvame. Sé para mí una roca de refugio; a la cual puedo ir continuamente; tu has dado mandamiento para salvarme, porque tú eres mi roca y mi fortaleza.

Dios mío, rescátame de la mano del impío, de la mano del malhechor y del implacable, porque tú eres mi esperanza; oh Señor Dios, tú eres mi confianza

desde mi juventud. De ti he recibido apoyo desde mi nacimiento, tú eres el que me sacó del seno de mi madre; para ti es continuamente mi alabanza" (Salmo 71:1-6).

PARA REFLEXIONAR:

¿Son tus oraciones negativas porque siempre te recuerdan tu enfermedad, tu problema o fracaso?

¿Le das gracias a Dios por la bendición concedida antes de que ocurra?

¿Es tu oración solo una petición a Dios sobre algo que sabes que no esta en su voluntad porque es pecado o te hace daño?

PARA RECORDAR:

"En ti pondrán su confianza los que conocen tu nombre porque tú, oh Señor, no abandonas a los que te buscan" (Salmo 9:10). "A Dios clamaré y Dios me salvará" (Salmo 55:16).

ESCRIBE UNA ENSEÑANZA PARA APLICACIÓN EN TU VIDA:

PARA MEDITAR:

"¡ Aleluya! Oh alma mía, alaba al Señor. Alabaré al Señor mientras yo viva; cantaré alabanzas a mi Dios mientras yo exista. No confíes en príncipes, ni en hijo de hombre en quien no hay salvación. Su espíritu exhala, él vuelve a la tierra; en ese mismo día parecen sus pensamientos. Bienaventurado aquel cuya ayuda es el Dios de Jacob, cuya esperanza está en el Señor su Dios, que hizo los cielos y la tierra, el mar y todo lo que en ellos hay; que guarda la verdad para siempre; que hace justicia a los oprimidos, y da pan a los hambrientos.

El Señor pone en libertad a los cautivos. El Señor abre los ojos a los ciegos, El Señor levanta a los caídos, El Señor ama a los justos, El Señor protege a los extranjeros, sostiene al huérfano y a la viuda, pero trastorna el camino de los impíos. El Señor reinará para siempre, tu Dios, oh, Sión, por todas las generaciones. ¡Aleluya!" (Salmo 146).

Debes Recordar que en la adoración alimentas tu ser interior de amor y té llenas de paz. Y en la oración positiva llenas tu vida de esperanza, seguridad, optimismo y creces en la fe.


Volver a la guía de restauración

Principal | Biblia | Música | Mp3 | Links | reflexiones | Estudios | asociados | pasos| Gifs | Fondos | Chat | Consejeria | Sermones
Ponte en contacto con nosotros Copyright ©2002 - 2012 ungidos.com (Todos los derechos reservados) Política de privacidad