BUSCAR:
 Pagina principal | Nuevo testamento | Directorio de música | Mp3 | Links cristianos | Reflexiones | Estudios Bíblicos | Asociados
 Fondos de escritorio | Software | Gifs cristianos | Pasos de vida | Chat cristiano | Consejeria | Sermones en Mp3 |  

(Llamado al siervo de Dios)

"Los labios del sacerdote deben guardar la sabiduría, y los hombres deben buscar la instrucción de su boca, porque él es el mensajero del Señor de los Ejércitos"(Malaquías 2:7).

Dios llama por medio de su palabra a sus siervos y por la obra de sus Santo Espíritu actuando en los corazones...

Estos son algunos versículos bíblicos referentes al llamado para servirle. Sirvan para recordar a cada líder cristiano el llamado a servir en el Ministerio de Restauración.

"Una voz clama: Preparad en el desierto camino al Señor: Allanad en la soledad calzada para nuestro Dios"(Isaías 40:3).

"Tú, Israel, siervo mío. Jacob, a quién he escogido, descendiente de Abraham, mi amigo: Tú, a quien tomé de los confines de la tierra, y desde sus lugares más remotos te llamé. Y te dije: mi siervo eres tú, yo te he escogido y no te he rechazado: No temas, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré, ciertamente te ayudaré, si, te sostendré con la diestra de mi justicia"(Isaías 41:8-10).

"Así dice el Señor: en tiempo propicio te he respondido, en día de salvación te he ayudado; te guardaré y te daré por pacto del pueblo, para restaurar la tierra, paras repartir las heredades asoladas, para decir a los presos: "salid"; a los que están en tinieblas: "mostraos". Por los caminos pacerán, y en todas las alturas desoladas tendrán sus pastos, no pasarán hambre ni sed, ni los herirá el calor abrasador ni el sol, porque el que tiene compasión de ellos los guiará, y a manantiales de aguas los conducirá"(Isaías49:8-10).

"Fortaleced las manos débiles y afianzad las rodillas vacilantes, decid a los de corazón tímido: Esforzaos, no temáis; he aquí, vuestro Dios viene con venganza; la retribución vendrá de Dios mismo, mas Él os salvará"(Isaías 35:3,4).

"Buscad la paz con todos y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Mirad bien que nadie deje de alcanzar la gracia de Dios; de que ninguna raíz de amargura, brotando, cause dificultades y por ella muchos sean contaminados"(Hebreos12:14,15).

MEDITACION : LLAMADO AL SIERVO DE DIOS

Te dije un día ante tu llamado: ¡Heme aquí Señor!, Envíame a mí, yo iré Señor (Isaías 6:8). Quiero llevar luz a la oveja ciega y ungir con aceite fresco a la oveja herida de tu redil. Y escuchaste mi respuesta mas no me enviaste, me dijiste: "Estad quieto y conoced que yo soy Dios" (Salmo. 46:10).

Porque yo quería correr para dar tu mensaje pero aun no estaba listo: debía ser renovada mi mente y mi corazón.

Me hablaste entonces y dijiste: Pondré primero mi palabra en tu boca, mi amor en tus brazos, mis lágrimas en tus ojos, y haré que tus pies no corran para que tengas que escucharme en tu aflicción. Porque debo llegar primero a tu corazón herido que aun tiene partes de piedra debido a las experiencias dolorosas de tu pasado. "Yo te daré un corazón de carne" (Ezequiel 36:26), porque yo hablaré a la oveja ciega y herida a través de tu boca y de tus brazos, pero debo poner mi amor, mi palabra, mi consuelo y perdón dentro de ti.

Yo te perdono dijiste, pero debes aprender a perdonarte a ti mismo. Yo destruyo tu orgullo para que puedas también pedir perdón, y te muestro mi misericordia para que la tengas con otros a tu alrededor. Debo liberarte del dolor de tu ayer y de la ansiedad e incertidumbre que te produce tu mañana porque te atan y te hacen esclavo. Transformarte y moldearte solo es posible si aprendes a confiar en mi poder y fidelidad solo a través de los momentos difíciles.

Permitiste entonces pruebas y más pruebas en mi vida hasta el límite de mi resistencia, pero no resbalé porque tu me estabas cuidando.

Tocaste mi área emocional, mis sentimientos; destruisteis mis metas y sueños y los cambiaste por los pensamientos de Dios (Isaías 55:9).

Porque para que yo pudiera consolar a otros debía primero sentir tu consuelo (2 Corintios

1:4). Me consolaste mientras lloraba, y preguntaba incrédulo porqué permitías mi sufrimiento que me impedía servirte porque yo te había dicho: Heme aquí Señor.

Colocaste tu palabra en mi corazón herido y de mi corazón pasó a mi boca y derramaste tu amor en mis manos para hacerme tu siervo en las aulas de Dios.

Me estabas preparando en el Ministerio de la consolación y misericordia a la oveja herida, porque escuchaste mi oración cuando dije: Heme aquí Señor.

Me estabas quitando la venda de mis ojos para que pudiera conducir a otros ciegos. Me estabas dando misericordia y palabra de poder para el enfermo, el postrado, el solitario, el carente y todos los que tu llamas tus pequeños y que ahora puedo ver cuando recuerdo mi dolor.

Tenías que llenar la vasija que formaste con el barro de mi existencia, me moldeaste y me llevaste a tus aulas celestiales.

Me diste la cruz de Cristo porque yo tenía que ir al calvario y morir a mi yo, para que Cristo resucitara y viviera dentro de mi ser interior.

Yo no entendía que me estabas preparando porque no existe otra forma de entender y sentir el dolor de otros, solo a través del propio dolor.

Por eso ahora comprendo... !Tú hablas a otros a través del amor porque Tú, Dios, eres amor (1 Juan 4: 8).Encontraste en mí un corazón dispuesto, lleno de debilidades y sufrimiento, mas era el barro perfecto para que tu poder se glorificara porque tu poder se glorifica en la debilidad (2Corintios 12:9).

Y yo seguía preguntando...¿Porqué, porqué Señor?...

Mas ahora sé que un porqué no existe en la escuela de Dios; un para qué, es la pregunta correcta porque responde a los propósitos de Dios.

Mas aunque entienda que soy barro en tus manos me pregunto: ¿Hasta cuándo Señor?.. Cuándo terminarán mis pruebas para poder servirte como yo quiero Señor? Y Tú

respondes: no es como tú quieras sino como yo quiera, por que yo soy tu Dios.

Y ahora al pasar el tiempo, sigo en la escuela de Dios, mas miro hacia atrás y comprendo que he aprendido tu palabra a través de la aflicción, porque solo el dolor destruye las fortalezas construidas en el ayer y en el pecado: el orgullo, el egoísmo y todo lo que pertenece a mi naturaleza egocentrista y que se resiste a morir para que tu vivas.

Hoy cuando veo al cautivo recuerdo cuando era cautivo, cuando escucho al que muestra ira sé que está atado a su dolor. Cuando veo la oveja herida y postrada en una cama, me doy cuenta que tú necesitas mis brazos y tu misericordia dentro de mí para llevar amor, y el mensaje de salvación.

Porque Tú eres Espíritu (Juan 4: 24). Necesitas de una vida dispuesta para que tu uses su boca, sus brazos y sus pies para ir y venir pero con una mente y corazón renovado. Necesitas a alguien que entienda que es más bienaventurado dar que recibir: Necesitas a alguien con testimonio para que pueda hablar con convicción y autoridad en el nombre del Señor.

Ahora entiendo que así preparas Tú a tus siervos: En el foso de la aflicción.

Sé que todo lo que he escrito y todo lo que me has dado puedo darlo sin egoísmo porque no me pertenece, son tus pensamientos, son tus sentimientos, son el instrumento para que tu Santo Espíritu pudra "el yugo de opresión" (Isaías 10:27) porque ahora tú vives dentro de mí, porque me has hecho tu siervo.

Sé que tú eres soberano y todo lo que permites tiene un propósito en mi vida y la de otros. Y aún te digo: ¡Heme aquí Señor!...Porque prefiero morir a mi yo para que otros vivan en ti, que vivir para que otros mueran sin tu salvación y consuelo.

" He aquí te he purificado, pero no como a plata, te he purificado en el crisol de la aflicción" (Isaías 48:10).


Volver a la guía de restauración

Principal | Biblia | Música | Mp3 | Links | reflexiones | Estudios | asociados | pasos| Gifs | Fondos | Chat | Consejeria | Sermones
Ponte en contacto con nosotros Copyright ©2002 - 2012 ungidos.com (Todos los derechos reservados) Política de privacidad